Bowie on Film.


There's a starman waiting in the Sky.

Fueron los ocho minutos más extraños en mucho tiempo. Todos veníamos del glamour de los Globos de Oro cuando, de la nada, llegó el primer tweet. David Bowie había muerto en algún momento del domingo después de 18 meses de batalla contra el cáncer. La especulación inició, pero el internet guardó silencio y mesura ante el evento, estábamos perdiendo a una de las grandes figuras del mundo de la música. Después llegó la confirmación, primero de su representante a The Hollywood Reporter y después de su hijo, el director de cine Duncan Jones, por medio de un tweet y una fotografía en blanco y negro.

Todos recordaremos a Bowie como una figura enigmática, de la que poco se sabía y que siempre estaba en constante renovación. Sin embargo, The Thin White Duke no limitó su camaleónica presencia a los escenarios, pues a lo largo de tres décadas tuvo una constante carrera en el cine y hoy, a horas de su muerte, lo recordamos con diez películas en las que participó, ya sea su prodigioso debut en una película de ciencia ficción o una pequeña aparición en una comedia que en su momento pasó desapercibida pero que hoy ha adquirido un estatus casi de culto.

El Hombre que Vino de las Estrellas (The Man Who Fell the Earth)
Dir. Nicolas Roeg

Después de un par de participaciones en el teatro inglés y ya convertido en una estrella, David Bowie debutó en el cine en 1976 con la película de ciencia ficción El Hombre que Vino de las Estrellas, basada en el texto The Man Who Fell the Earth de Walter Tevis. En la cinta, Bowie interpretaba a Thomas Jerome Newton, un alto y pelirrojo extraterrestre del planeta Anthea que viaja a la Tierra buscando como transportar agua a su moribundo planeta.

"Estoy muy contento de haber hecho esa película, pero realmente no sabía lo que estaba haciendo en lo absoluto", confesó Bowie siete años después de haber estrenado el filme. Su participación en pantalla le valió un Saturn Award como Mejor Actor y su segura estadía en el mundo del cine.

Feliz Navidad, Mr. Lawrence (Merry Christmas, Mr. Lawrence)
Dir. Nagisha Oshima

A un lustro de su debut y con sólo dos películas más en su filmografía (una de ellas el filme Just a Gigolo con Kim Novak y Marlene Dietrich), Bowie regresaría al rodaje de un filme en la década de los ochenta con Feliz Navidad, Mr. Lawrence, basada en el libro The Seed and the Sowe de Laurens van der Post, en la que el músico interpretaría al mayor australiano Jack Celliers, capturado y enviado a un campamento de prisioneros japonés durante la Segunda Guerra Mundial.

En el filme de 1983, Bowie encarnaba al objeto de deseo del capitán Yonoi (Ryuichi Sakamoto), el peligroso y agresivo comandante del campo que está profundamente enamorado de Celliers. Considerada por Bowie como la actuación más creíble hecha en su carrera, la cinta estrenó en el Festival de Cannes, donde compitió por la Palma de Oro. Sobre su personaje principal, Nagisha Oshima, director del filme, comentó "David tiene un espíritu interior que es indestructible".

El Ansia (The Hunger)
Dir. Tony Scott

Ese mismo año, Bowie participaría en el filme El Ansia, segunda película del director Tony Scott. En la cinta, basada en la novela The Hunger de Whitley Strieber, Bowie interpreta a John, el fiel compañero y esposo de Miriam Blaylock una famosa coleccionista de arte y almas. Cuando este comienza a envejecer, Miriam pone sus ojos en la doctora de John, Sara Roberts.

Este triángulo amoroso vampírico conformado por Bowie, Catherine Deneuve y Susan Sarandon estrenaría fuera de competición en el Festival de Cine de Cannes con comentarios mixtos. "Debo decir que no hay nada como esto en el mercado" mencionaba Bowie en entrevista de promoción del filme, "Sin embargo, estoy un poco preocupado sobre perversidad en algunos momentos", agregó. 

Laberinto (Labyrinth)
Dir. Jim Henson

Llegaba 1986 y Bowie se inmiscuía nuevamente en una producción cinematográfica, en esta ocasión dirigida por Jim Henson y producida ejecutivamente por George Lucas. En Laberinto, la transformación de Bowie es evidente en su papel como el Rey de los Goblins, Jareth, quien ha secuestrado al hermano pequeño de Sarah a su implícita petición y que ahora da sólo trece horas para resolver el Labertino y llegar al castillo de la Tierra de los Goblins, si quiere evitar que su hermano se convierta en duende.

"Quería poner a dos personajes de carne y hueso en medio de todas estas criaturas artificiales y David Bowie embona con cierta madurez su sexualidad y su aspecto inquietante, todo tipo de cosas que caracterizan al mundo de los adultos", explicaba Henson sobre la elección de Bowie. El también creador de Los Muppets conoció a Bowie en 1983, durante el Serious Moonlight Tour y desde entonces supo que Bowie era la opción ideal para su personaje, a pesar de ya haber considerado a otros músicos como Sting, Prince, Mick Jagger y Michael Jackson para el papel. Co-protagonizada por Jennifer Connelly, Labyrinth fue presentada ante el Príncipe y la Princesa de Gales en Noviembre de 1986. 

La Última Tentación de Cristo (The Last Temptation of the Christ)
Dir. Martin Scorsese

Curiosamente, David Bowie tomaría otro papel para el que el músico Sting también había sido considerado: Poncio Pilatos en la película La Última Tentación de Cristo, dirigida por Martin Scorsese, escrita por Paul Schrader y musicalizada por Peter Gabriel.

Aunque su participación se limite a un par de minutos, vale la pena observar el esplendor de Bowie en la polémica cinta, prohibida por mucho tiempo en nuestro país.

Basquiat
Dir. Julian Schnabel

El director y pintor Julian Schnabel reunió en 1996 a un envidiable grupo de actores para llevar a la pantalla grande la vida del artista del grafiti Jean-Michael Basquiat. En la cinta Baquiat, protagonizada por Jeffrey Wright, Benicio del Toro, Gary Oldman, Dennis Hooper y Courtney Love, Bowie interpretaba a Andy Warhol, mentor y amigo de Basquiat.

Para interpretar a Warhol, Bowie pudo utilizar una peluca, lentes y una chaqueta del artista propiedad del Warhol Museum en Pittsburgh. Sobre su actuación Paul Morrisey, director favorito de Warhol, dijo: "Bowie era lo mejor por mucho. Salías de Basquiat pensando que Andy (Warhol) era divertido y fascinante y no ese pretencioso pedazo de mierda que otros quieren mostrar... al menos Bowie conocía a Andy, ellos fueron a las mismas fiestas", por su parte Bob Colacello, editor de la revista Interview agregó: "Crispin (Glover) caminaba como Andy, (Jared) Harris hablaba como Andy y Bowie lucía como Andy. Cuando vi a Bowie en el set, era como si Andy hubiera resucitado". 

Zoolander
Dir. Ben Stiller

Una película sobre la moda tenía que contar con uno de los mayores iconos de la moda. Con Tom Ford, Donatella Versace, Tommy Hilfiger, Karl Lagerfeld, Claudia Schiffer y Heidi Klum apareciendo por segundos, Ben Stiller contaba una cómica versión del mundo de la moda en Zoolander, donde, en uno de los puntos más altos del filme, aparecía Bowie, como juez de un ridículo concurso.

Más allá de la corta participación del cantante, Zoolander significa el encuentro de Stiller con su más grande héroe. Cabe mencionar que Stiller agrega ciertos temas de Bowie en la mayoría de sus filmes, incluyendo aquel momento con Space Oddity en La Increíble Vida de Walter Mitty.

El Gran Truco (The Prestige)
Dir. Christopher Nolan

La última gran aparición de Bowie en la pantalla grande fue en 2006 en la cinta El Gran Truco (The Prestige) de Christopher Nolan. Ahí, Bowie interpretaba a Nikola Tesla, inventor del método de transportación que después sería objeto de deseo y pelea entre los ilusionistas Robert Angier y Alfred Borden.

"David Bowie es realmente el único hombre que tenía en mente para interpretar a Tesla, porque su su función en la historia es un pequeño pero muy importante papel" decía Nolan durante la promoción del filme. El director de The Dark Knight e Inception voló a Nueva York para convencer a Bowie de tomar el papel que anteriormente había rechazado, el músico aceptó a los pocos minutos de conocer al director.

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: