Crítica - Holy Motors: Vidas Extrañas


Holy Motors
Dir. Leos Carax

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

Monsieur Oscar (Denis Lavant) sale de su casa, escoltado en todo momento por una cámara que captura los grandes lujos que tiene, autos deportivos, mansión, seguridad privada. Al terminar su paso por la escalinata de salida aborda una limusina blanca. En ella, Céline (Edith Scob), su asistente le informa que tiene nueve citas programadas.

Las nueve citas resultan ser nueve papeles que Oscar debe de interpretar a lo largo del día, con el solo apoyo del maquillaje, su talento y su limusina. Un exitoso banquero, una anciana limosnera, un actor de motion capture, un asesino, la víctima de este, un padre de familia desconsiderado, un músico de garage, entre otras otras personificaciones harán el día de Oscar, mientras el espectador es víctima de sus arriesgadas actuaciones.

Después de tener una exitosa participación en la edición 65 del Festival Internacional de Cine de Cannes y ser enlistada en más una veintena de conteos por parte de críticos especializados, llega a las pantallas mexicanas, Holy Motors: Vidas Extrañas (Holy Motors), una experimento fílmico que resulta ser tan extravagante como cautivador.

Holy Motors sirve como vehículo para que el director francés, Leos Carax ofrezca un homenaje al cine y a la misma forma de narrar la vida y describir a los personajes. Dividida en nueve segmentos, el director pasea por diferentes géneros de manera única, sin olvidar recordarnos a ciertos momentos específicos de la cinematografía mundial; lo mismo pasa en un thriller como en un episodio musical o un dramático momento de padre e hija. En el guión, Carax ofrece a lo largo de 115 minutos una historia que, aunque en primera instancia parezca difícil de seguir, se va convirtiendo en un extraño y estimulante viaje para todo espectador.

En su sexta colaboración con Carax, el actor Denis Lavant se luce al entregar diez interpretaciones diferentes en diez diferentes escenarios, de manera brillante en todos ellos. En el filme sobresale la extenuante participación de Lavant; esta es su película y lo sabe, aprovecha cada momento y lo hace estupendamente. Además en el cast hay que aplaudir la participación de Édith Scob y el memorable momento de Kylie Minogue

Ya sea en una limusina, en la azotea de un viejo hotel o en un sucio garage con un grupo de acordonistas haciendo un cover a Let my Baby Ride, Holy Motors es un bello e hilarante festín que mezcla el cine de Godard con el de Lynch y el del mismo de Carax para ofrecer una gloriosa interprtación de eso que llamamos cine.

****

Holy Motors
Alemania - Francia, 2012
Dir. Leos Carax
con Denis Lavant, Édith Scob, Eva Mendes, Kylie Minogue y Élise L'Homeau
Duración: 115 minutos
Distribuye: S/A

Película programada en la 54 Muestra de la Cineteca Nacional
Película programada en el Festival Distrital, cine y otros mundos 2013

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: