Crítica - Los Juegos del Hambre: En Llamas


The Hunger Games: Catching Fire
Dir. Francis Lawrence

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

Después de ganar los 74 Juegos del Hambre, Katniss Everdeen (Jennifer Lawrence) y Peeta Mellark (Josh Hutcherson) regresan a su hogar en el Distrito doce de PANEM, sin saber que, su arriesgado acto de amor en los Juegos, los ha convertido en un símbolo de desobediencia al Capitolio. Es por eso que, al terminar su tour de la victoria en la que visitan los doce distritos, causando disturbios en la mayoría de ellos, son reclamados para participar en el Vasallaje, donde los ganadores de las ediciones pasadas de los juegos regresan a la arena para que, una vez más, sólo haya un triunfador. La oportunidad del Capitolio de tirar la figura de Everdeen es evidente y una vez que los 75 Juegos del Hambre comiencen, ya no habrá marcha atrás.

Ha transcurrido un año del estreno en cines de Los Juegos del Hambre (The Hunger Games, 2012) y desde entonces muchas cosas han cambiado. La pequeña película producida por Lionsgate recaudó cerca de $691 millones de dólares en todo el mundo, la saga literaria se convirtió en una de las más exitosas y su protagonista ganó el Oscar como Mejor Actriz.  Ahora, una vez que la saga se ha consolidado, se mejoran las piezas involucradas y el resultado es interesante; Los Juegos del Hambre: En Llamas (The Hunger Games: Catching Fire, 2013) es de esos casos en los que la secuela es superior a la primera cinta.

El equipo involucrado cambia, en la dirección Gary Ross es sustituido por Francis Lawrence, quien ya tenía en su currículo las adaptaciones de Agua para Elefantes (Water for Elephants, 2011) y Soy Leyenda (I Am Leyend, 2007) y la historia es escrita para la pantalla por los dos ganadores del Oscar, Michael Arndt (Little Miss Sunshine. 2006) y Simon Beaufoy (Slumdog Millionaire, 2009), es aquí donde la cinta obtiene sus mayores fortalezas, los tres consiguen llevar a la trama al nivel de madurez que la historia requiere.

Mientras Arndt y Beaufoy rescatan los mejores elementos del libro y consiguen desarrollar los sucesos en un ambiente más serio donde ya no solo se cuenta una historia de amor entre tres personajes, sino una verdadera revolución de ideales en una construida realidad que, por momentos, obtiene comentarios sociales destacables, el realizador maneja a todos los elementos actorales a su disposición y los dirige hacia la dirección que va tomando la historia.

El elenco, es otro de los ingredientes que funcionan correctamente en la película, la presencia de actores consagrados como Philip Seymour Hoffman y Jeffrey Wright y los elementos del reparto acostumbrados como Stanley Tucci, Elizabeth Banks, Woody Harrelson, Donald Sutherland y Josh Hutcherson embonan a la perfección en sus papeles, siendo Jennifer Lawrence quien sobresale gracias a su papel protagónico. Sin duda, la chica en llamas es un personaje curioso, una heroína convertida en un sobreviviente estandarte de la esperanza y Lawrence llena a la perfección esos zapatos.

El nivel técnico de la cinta también es favorecido en esta entrega, la fotografía de Jo Willems es exquisita en cualquiera de sus formatos, ayudado en gran medida en las locaciones elegidas para filmar. La música de James Newton Howard complementa esas escenas en las que somos testigos de decisiones importantes tanto en el amor como en la guerra, sin dejar de mencionar la música que se inspiro en la película encabezada por Atlas de Coldplay, una melancólica melodía que raya en lo correcto.

Y así, tan cortante como acaba, las reacciones que Los Juegos del Hambre: En Llamas desaten en el espectador pueden ser variadas, unos podrán amar la película y querer leer la obra de Suzanne Collins de inmediato, otros alabaran la adaptación realizada, lo seguro es que todos esperaremos el desenlace de esta historia que, sobre películas como Hermosas Criaturas (Beautiful Creatures, 2013), Cazadores de Sombras (The Mortal Instruments, 2013) y a falta de ver Divergente (Divergent, 2014), se ha convertido en la mejor y más importante franquicia de adaptaciones cinematográficas de esta década.

****

The Hunger Games: Catching Fire
Estados Unidos, 2013
Dir. Francis Lawrence
con Jennifer Lawrence, Josh Hutcheron, Liam Hemsworth, Philip Seymour Hoffman
Duración: 146 minutos
Distribuye: Videocine Distribución

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: