Crítica - Tortugas Ninja


Teenage Mutant Ninja Turtles
Dir. Jonathan Liebesman

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

Una malvada organización, el clan del pie, mantiene el terror en la ciudad de Nueva York. Sin embargo, un grupo de justicieros anónimos decide salir a la superficie y combatir el crimen en la penumbra. El plan parece ir funcionando hasta que se topan con la reportera April O'Neil (Megan Fox), quien después de ser testigo dos veces de las acciones de los misteriosos héroes de descubre que estos son en realidad cuatro tortugas... ninja.

Estamos de acuerdo que al momento en que el espectador paga un boleto y se acomoda en su butaca, la única responsabilidad que tiene la cinta es aquella que el que observa quiera que cumpla; ya sea hacerlo reír, sufrir, llorar, informarse, asustarse o simplemente entretenerlo. Para ello, la película que se proyecta tiene que hacer uso de todas las oportunidades que se le presentan: un reparto interesante, un muy buen guión, escenas memorables y un largo etc. Cuando hablamos de una película que habla sobre cuatro tortugas gigantes que además de deshacerse su característica lentitud poseen habilidades ninja y nombres de pintores del Renacimiento, no podemos pedir nada más que salir satisfechos ante lo que estamos por ver, desafortunadamente ni eso puede cumplir Tortugas Ninja (Teenage Mutant Ninja Turtles, 2014), la destructiva versión de Jonathan Liebesman y Michael Bay sobre el célebre cuarteto de héroes réptiles de los ochenta.

El principal fallo de la película está en el guión a cargo de Josh Applebaum y Andre Nemec quienes al intentar adaptar a los personajes en un ambiente creíble y moderno, pierden todo el control sobre los protagonistas y los convierten en viñetas estúpidas de lo que en algún momento fueron; perdiendo a los fans que esperaban la película y a los que pudieron convertirse en uno de ellos con la película. Aquí no hay Michelangelo, Donatello, Raphael y Leonardo (hay que aceptar que algunos nos aprendimos uno o dos nombres gracias a la relación con los muñecos o la caricatura) y en su lugar están Mike, Donnie, Ralh y Leo; cuatro adolescentes insoportables con habilidades humanas, tales como el gusto por la tecnología o la babosa comedia sencilla.

Fuera de la fallida trama, Tortugas Ninja es la unión de todas las características que, el en este caso productor, Michael Bay imprime en sus cintas: muchos efectos especiales (algunos buenos, otros mejorables), escenas de acción caóticas donde la cámara muestra la acción y sus rápidos alrededores constantemente y la presencia de un atractivo visual femenino, volviendo a la figura de Megan Fox, quien ya no es una atractiva adolescente y ahora solo es, la que solía ser una atractiva adolescente.

Ochenta y siete minutos después del inicio de la película, lo único rescatable es la cantidad de dinero que ingresaran a las arcas de los responsables en mercancía y salvo dos o tres chistes populares que fácilmente pudieron entrar en cualquier comedia de Judd Appatow o Adam Sandler, las Tortugas Ninja es un producto de lo más detestable.

*

Teenage Mutant Ninja Turtles
Estados Unidos, 2014
Dir. Jonathan Liebesman
con Megan Fox, Alan Ritchson, Johnny Knoxville, Noel Fisher, Jeremy Howard
Duración: 87 minutos
Distribuye: Paramount Pictures México

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: