Teatro Fru Fru ¿el nuevo lugar in para filmar en la Ciudad de México?


En 1990, fue el primer teatro en la Ciudad con alumbrado público. En 1933, cambió su nombre a Teatro Mexicano. En 1974, la cantante y actriz Irma Serrano compró el espacio y le dio el último nombre que tendría. En 1977, Alejandro Jodorowsky produjo la obra Una dama sin camelias, Lucrecia Borgia, parte de una serie de puestas en escena cuya controversia resultaba ser más grande que su relevancia.

Tres décadas después, problemas legales, historias de Fantasmas y una decena de obras eróticas habían ensombrecido la historia de lo que, en algún momento, había sido el recinto promesa del Centro de la Ciudad de México. El teatro de Donceles 24 se había perdido entre tiendas familiares, barrotes pintados con aerosol dorado, una discoteca fracasada, obras escolares los fines de semana, un potente olor a humedad y el célebre retrato de su dueña colgado en la puerta de entrada, sin embargo este año, el séptimo arte y el más reciente vídeo de uno de los grupos de deep house más exitosos del planeta, podrían darle al Teatro Fru Fru el impulso necesario para regresarlo a la gloria.

Con las luces apagadas no parece haber mucha actividad dentro del teatro. Las rejas pintadas simulando al oro que se compra en una accesoria situada justo a su derecha están cerradas y aseguradas con una cadena plateada y un candado ancho. Son las cuatro de la tarde de un lunes, lo que garantiza que la única música que se puede escuchar a los alrededores proviene de una cortina también aledaña a las puertas del teatro. La gente transita por la acera ignorando que ahí, hace no más de un mes, el máximo ganador de la pasada entrega de los Grammy, Sam Smith había grabado su más reciente vídeo. Smith no había sido el único que había ocupado el teatro para filmar, dos años antes el director Sebastián del Amo recreó la decimocuarta ceremonia de los Globos de Oro en su fallida biografía del cómico Cantinflas. Ambas producciones se desarrollaron en la mayor secrecía, claro eso comparándolas con el revuelo que provocó la filmación de Spectre, la nueva película de James Bond, que también ocupó al teatro durante su rodaje.


El silencio rodea a la calle de Donceles en los últimos días del mes de Marzo. Falsos escombros están tirados por toda la calle, hay humo, fuego, pedazos de metal sobre los automóviles. De entre las ruinas de un edificio color salmón sale un hombre de traje azul. Enfrente, un hombre de traje blanco se percata de su presencia y comienza a correr. El caballero de traje, que no es nada más y nada menos que Daniel Craig interpretando a James Bond, comienza a perseguirlo. La escena se corta, ambos actores regresan a sus posiciones iniciales, los escombros son acomodados por hombres con gorras. Es la filmación de la secuencia inicial de 007 Spectre, la vigésimo cuarta película basada en el personaje creado por Ian Fleming, la segunda dirigida por Sam Mendes y la cuarta protagonizada por Craig.

Querían el Teatro y nosotros se lo dimos” comenta Alfonso Fonseca operador del Teatro Fru Fru, quien agregó que como compensación recibió un millón de pesos. En la escena, donde el recinto fue rebautizado como Teatro Arriba, Sciarra (Alessandro Cremona) hace detonar un edificio para distraer al agente británico, quien momentos antes había subido a lo alto de un hotel para encontrar a su objetivo. La zona destruida forma parte de la estructura del Teatro y su edificio contiguo, donde el equipo de producción trabajó por horas para preparar el terreno y el espacio simulado después de la explosión.

Con escenarios como la Plaza Manuel Tolsá, el Gran Hotel de la Ciudad de México y el Zócalo capitalino, donde el 007 lucha cuerpo a cuerpo con su contrincante en un helicóptero en movimiento, Spectre servirá como incentivo para visitar el Centro Histórico. “Ya hay gente que se toma fotos afuera de nuestro teatro… el James Bond los trajo para acá”, agregó uno de los vecinos del lugar.

Meses después del rodaje de Spectre, el teatro Fru Fru volvería a ser testigo de un trabajo audiovisual que recorrería el mundo entero, en esta ocasión de la mano del dúo Disclosure y el popular interprete de Stay with Me.


Eran las primeras semanas del mes de Julio cuando se presento el vídeo Holding On, primer sencillo del disco Caracal de Disclosure. En el vídeo de seis minutos se comenzaba a contar una historia que involucraría telequinesis, una sociedad reprimida por las fuerzas policíacas y un grupo de personas superdotadas huyendo de ellas. “Quisimos crear algo diferentes con nuestros vídeos en esta ocasión. Algo único que conecte todas las canciones del álbum y los vídeos de una manera especial” comentó la banda durante la presentación del vídeo.

En Holding On, primera de una serie de cuatro vídeos dirigidos por Ryan Hope que forman parte del cortometraje Caracal, que será completado antes de Septiembre de este año, se podían observar locaciones como el Monumento a la Revolución, los túneles de Viaducto, la Estela de Luz e incluso el Metro Oceanía en su conexión entre la línea 5 y la línea B del Sistema de Transporte Colectivo. Sin embargo en Omen, segundo vídeo y sencillo desprendido de Caracal, la acción sería filmada en su totalidad en el Teatro Fru Fru.

Siguiendo la historia dos semanas después de la huida de los protagonistas, Omen presenta una fiesta con invitación en una especie de antro kitsch. La entrada es rodeada por fotografías antiguas y estatuas de oro, el vestíbulo está lleno de espejos, los baños son viejos y descuidados en un color rojo profundo, la pista es un escenario teatral con butacas antiguas y palcos adornados con telones de terciopelo. Mientras los presentes brincan y se acercan apasionadamente a sus acompañantes, el cantante Sam Smith interpreta estrofas como “You were waiting, I was vacant. You left before my eyes, then it hit me. You’re relocating and I need you by my side”.

El vídeo, filmado entre el 23 y 26 de Junio durante la noche, forma parte de una elaborada estrategia para revitalizar el foro de espectáculos donde anteriormente ya se habían presentado Natalia Lafourcade, Ariel Pink, The Dresden Dolls, Toy Selectah y Feist. “Ojalá podamos hacer más cosas con este importante teatro, lo del vídeo (Omen) ya fue un gran paso”, añadió el encargado del Teatro quien no dio más detalles de la filmación del videoclip.



Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: