Crítica - Magic Mike XXL


Magic Mike XXL
Dir. Gregory Jacobs

Parece mentira, pero ya han pasado tres año del estreno de Magic Mike, aquella cinta de Steven Soderbergh que exploraba la vida detrás del brillo de un grupo de stripers. Con Magic Mike XXL (2015), el resultado queda lejos de su predecesora, pues aquí, en vez de presentarse la dura vida de los hombres de poca ropa en el escenario, nos sometemos a un ruidoso espectáculo donde las camisas vuelan, pero la historia no avanza.

Tres años después de que Mike se haya retirado de la vida de stripper cuando estaba en la cresta de la ola, los restantes Reyes de Tampa están también a punto de tirar la toalla. Pero quieren hacerlo a su manera: tirando la casa por la ventana en una última representación por todo lo alto en Myrtle Beach, con el legendario Magic Mike compartiendo el escenario con ellos. De camino hacia su último espectáculo, con paradas rápidas en Jacksonville y Savannah para saludar a antiguos conocidos y hacer nuevos amigos, Mike y los chicos aprenden algunas cosas nuevas y se deshacen del pasado de las maneras más sorprendentes.

Manteniendo el estilo de Soderbergh a lo largo del filme, el director Gregory Jacobs saca a flote con su cámara a esta innecesaria y torpe secuela cuya superficialidad es su peor enemigo.  Lo peor del caso viene cuando sus protagonistas comienzan a vivir sus dramáticas vidas sin el mayor empeño, lastima por Channing Tatum y el ganador del Globo de Oro, Matt Bomer, quienes merecían un mejor vehiculo de lucimiento que este pobre trabajo.

Mucho pecto, mucha nalga parada, poco contenido. Eso es Magic Mike XXL, aunque pensándolo bien, en filmes así, el XXL viene sobrando. 

*

Magic Mike XXL
Estados Unidos, 2015
Dir. Gregory Jacobs
con Channing Tatum, Matt Bomer, Joe Manganiello, Adam Rodriguez
Duración: 115 minutos
Distribuye: Warner Bros. Pictures México

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: