Crítica - Actividad Paranormal: La Dimensión Fantasma


Paranormal Activity: The Ghost Dimension
Dir. Gregory Plotkin

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

A principios del año pasado la saga de Actividad Paranormal había recibido un nuevo respiro con su atractivo spin off Actividad Paranormal: Los Marcados, en donde el autor de los primeros cuatro guiones de la saga Christopher Landon tuvo a bien darle vitalidad a la franquicia con una historia diferente a la que se había presentado anteriormente. A un año de eso, cuando agradecíamos que la serie de películas no se había convertido en un muerto viviente, llega Actividad Paranormal: La Dimensión Fantasma (Paranormal Activity: The Ghost Dimension, 2015) sexta y última entrega de una saga que aunque parecía haber encontrado su zona de confort en sus últimas dos cintas, se pierde entre una espectacularidad no lograda y un guión que bien pudo ser estructurado por una pequeña niña poseída.

Es el doceavo día de Diciembre y la familia Fleege recibe a un invitado especial en su nueva casa. Después de terminar de decorar con motivos navideños, Ryan (Chris J. Murray) y su hermano Mike (Dan Gill) encuentran una empolvada caja con vídeos y una vieja cámara de vídeo adaptada. Sin nada mejor que hacer, los hermanos comienzan a seguir a Emily (Brit Shaw), la invitada Skyler (Olivia Taylor Dudley) y la pequeña Leila (Ivy George) por la casa, en dónde encontrarán extrañas cosas flotando en la casa que poco a poco comienzan a manifestarse en muebles y acciones. Su invitado es un peligroso ente que amenaza con llevarse a la pequeña hija del matrimonio para poder, al fin, encarnar.

Escrita a diez manos (Si, cinco personas trabajaron el argumento) por Jason Pagan, Andrew Deutschman, Adam Robitel, Gavin Hefferman y Brantley Aufill, el filme presenta la estructura típica de las cintas de found footage, vemos la cotidianidad de una familia normal y como esta se va desgarrando poco a poco por la presencia de un ente externo. No, no es del todo malo repetir una fórmula si esta está bien usada, sin embargo en el caso de Actividad Paranormal: La Dimensión Fantasma el desgastamiento es evidente. Quizá en el 2008, cuando el realizador Oren Peli sorprendió a todos con su pequeña película convertida en un gran blockbuster, el argumento y el astuto resurgimiento de la técnica de metraje encontrado convertía a su cinta en un interesante ejercicio, cinco películas después esto ya no funciona igual.

Ante el reto, el director y antiguo editor de las cinco secuelas de la saga Gregory Plotkin encuentra una extraña figura digital para hacer más atraer al espectador a las salas: ahora el ente, construido por efectos especiales como una nube negra, aparece a la menor provocación en tercera dimensión. Aunque el pretexto podría funcionar, este poco a poco se hace evidente en la ambientación de la cinta, todos deberían prepararse para brincar (o tal vez ni siquiera eso) cuando el sonido comienza a vibrar en las bocinas del cine. Cuando uno ya sabe en qué momento esperar algo ¿en realidad puede espantarse?

Ante su débil argumento y contando con las peores interpretaciones de toda la serie, Paranormal Activity: The Ghost Dimension es una secuela que se confirma cada minuto como innecesaria. Afortunadamente el espectador encontrará en los últimos minutos el motivo de su visita a la salas, cuando después de un exorcismo todo se sale de control en un festín de camarazos, golpes sonoros y oscuridad calculada. La Dimensión Fantasma le dice adiós a un proyecto fílmico que se deformó hasta convertirse en una recurrente reversión a si misma.

*

Paranormal Activity: The Ghost Dimension
Estados Unidos, 2015
Dir. Gregory Plotkin
con Chris J. Murray, Brit Shaw, Ivy George, Dan Gill
Duración: 95 minutos
Distribuye: Paramount Pictures México

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: