Reseña a Will Grayson, Will Grayson de John Green y David Levithan


por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

Era inevitable, todas las novelas de John Green llegarían a los estantes en sus traducciones al español después del rotundo éxito de Bajo la Misma Estrella y Ciudades de Papel (con todo y sus adaptaciones cinematográficas), sin embargo en Will Grayson, Will Grayson, su más reciente lanzamiento editado por Nube de Tinta, todos los que hayan leído al menos un libro del autor se encontrarán con algo diferente y atractivo: la mezcla de su dramaturgia con la interesante pluma del también escritor David Levithan, autor de Nick and Norah's Infinite Playlist

Will Grayson es un adolescente común de Chicago, va a la escuela y forma parte de un selecto club presidido por su mejor amigo: Tiny Cooper. Por otra parte, Will Grayson es un depresivo chico de Naperville. Sus vidas se cruzarán más allá de la guía telefónica cuando una noche, ambos guiados por el amor, terminan frente a una sex shop en una fría calle de la capital. Un Will Grayson jamás pensó encontrarse con otro Will Grayson y menos que Tiny Cooper, amigo del primer Will, sería el enlace que los uniría.

Escrita a cuatro manos con cada personaje y su respectiva historia delineada por un autor, Green (el adolescente a la John Hughes) y Levithan (el depresivo personaje curiosamente gay), el libro se desarrolla con cautela ante una historia contrastante. Por un lado tenemos al chico que todos quieren y por otro al chico que nada quiere, el indeciso amigo de la estrella gay del plantel y el triste chico de clóset cuyos únicos amigos son los apartados góticos de la escuela. Es en ese choque cuando el estilo de ambos autores fluye en la trama y se nota, uno puede distinguir quien escribe cada capítulo y lo mejor, uno comprende lo que pasa.

Will Grayson, Will Grayson no es una historia melodramática, de hecho el final queda tan abierto que la felicidad causada por las últimas páginas se mantiene aunque no sepamos a ciencia cierta lo que pasará con cada uno de los personajes principales. A pesar de tratar temas como la homosexualidad, las conductas depresivas y el amor (tan problemático como cualquiera de los tópicos comunes en las historias young adult), la historia es lo suficientemente cálida para aprehenderse a ella. 

El curioso encuentro de los Grayson no sería tan interesante de no ser por la presencia de un brillante personaje secundario: Tiny Cooper, esa gran figura queer que fluye en las vidas de los dos Will, ya sea como el escandaloso mejor amigo de uno o como el novio de otro. Sí, existe una historia de amor en este curioso texto, pero la historia con mayor peso y mayor encanto es la historia de amistad que hay entre Cooper y Grayson. Los amigos son como el suelo, dicen los autores en una de las páginas, es cierto y aquí se da prueba de ello; aunque no nos demos cuenta siempre están ahí.

Vale la pena sufrir los temores de Will Grayson y ver la común realidad del otro Will Grayson destruirse entre dudas con una chica y peleas con su mejor amigo, el final es un gozo. ¿Quién dice que la vida no puede ser así la mayoría de las veces?



Will Grayson, Will Grayson
de John Green y David Levithan | Traducción de Noemí Sobregués
334 páginas
Nube de Tinta (Penguin Random House)
México, 2015

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: