Jacob Tremblay y el triunfo de los actores infantiles

Dos protagonistas; Leonardo DiCaprio y Jacob Tremblay en los SAG Awards. Foto: SAG/AFTRA
"Puedo recordar la primera vez que fui nominado al SAG. Tenía nueve años y competía contra Batman" dijo el pequeño niño de traje y moño en el escenario de los Screen Actors Guild Awards el pasado sábado 30 de Enero. La reacción por parte de los asistentes, todos ellos involucrados en el negocio del cine, fue unánime; Jacob Tremblay se había robado, una vez más, una ceremonia de premios. Dos semanas antes, en los Critics' Choice Awards, el encanto de Tremblay había sido demostrado durante su discurso de aceptación después de ganar el premio a Mejor Interpretación Juvenil por su participación en La Habitación (Room); "Primero quiero agradecer a los críticos que votaron por mí, debe ser duro votar porque hay excelentes actores en esta categoría" expresó el pequeño que emocionado reconoció a Oscar Isaac, a quien ahora conoce por ser Poe Dameron, el mejor piloto de la galaxia en Star Wars: The Force Awakens

La impecable aparición de Tremblay en una de las películas más elogiadas del año pasado lo habían colocado como uno de los favoritos a contender por el Oscar a Mejor Actor de Reparto. La idea no era del todo descabellada pues sin Tremblay, el impacto causado por la historia y su protagonista principal difícilmente hubiera sido logrado. La nominación no quedó más que en una promesa y el joven actor quedó a las puertas de la gloria académica antes de cumplir los diez años de edad. 

Después del olvido por parte de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas de Hollywood, los críticos americanos buscaron defender la omisión argumentando que no era necesario convertir al prodigioso Tremblay en el próximo Haley Joel Osment (nominado a los once años como Mejor Actor de Reparto por The Sixth Sense), su equivalente más cercano o Justin Henry el niño de Kramer vs Kramer que cosechó su primera y única nominación al Oscar a los ocho años de edad para después perderse en una serie de películas fallidas a lo largo de los ochenta.

Para un actor joven, una nominación al Oscar puede impulsar su carrera de muchas formas, convertirlo en un pequeño diamante en bruto que todos quieren pulir y llevarlo a una efímera fama que en los tiempos actuales cada vez dura menos. Por ejemplo, Quvenzhané Wallis conmovió a muchos en Beasts of the Southern Wild convirtiendo su participación como Hushpuppy en una nominación al Oscar como Mejor Actriz, después Wallis fracasó en Annie, la versión afroamerciana del musical Anita la Huérfanita. Mismo caso con Keisha Castle-Hughes (nominada a los 13 años y actualmente sin empleo después de participar en cinco capítulos de Game of Thrones), Quinn Cummings (nominada a los 10 años en 1977 por The Goodbye Girl, su primera película en una corta filmografía que sólo incluye otro título más) y Mary Badham (nominada en su primera década de vida por To Kill a Mockingbird). 
Naomi Watts, Tremblay y Brie Larson, co-protagonista de Room en los SAG Award. Foto: SAG/AFTRA
Sin embargo, esa teoría que involucra al triunfo en temprana edad con el fracaso laboral y a veces personal en un futuro podría refutarse este año en la ceremonia de los premios de la Academia con el triunfo de dos actores que comenzaron su carrera como niños y que el tiempo y su trabajo los llevará a alzarse con el máximo galardón del cine comercial en el mundo. Sin Jacob Tremblay entre los nominados, pero si en la lista de invitados, Leonardo DiCaprio y Brie Larson podrían dar la cara a todos aquellos que, basados en personas encasilladas en motes como "el niño de Jerry Maguire", "el que salió de Anakin Skywalker en Star Wars I" o "Mi Pobre Angelito", han sentenciado a los actores infantiles.

"Hay una persona a la que quiero agradecer y no estaría parado aquí si no fuera por esa persona. No crecí en una vida de privilegios, crecí en un barrio duro cerca de Los Ángeles y esta mujer manejaba tres horas al día para llevarme a una escuela diferente, para mostrarme oportunidades diferentes" decía un emocionado Leonardo DiCaprio después de ganar su primer BAFTA a Mejor Actor. Hijo de padres divorciados, la carrera del pequeño Leonardo (nombrado así por una patadita en el vientre de su madre mientras esta veía una pintura de DaVinci) inició en anuncios de televisión y películas escolares.

Después de unirse al elenco de la serie Parenthood y protagonizar comerciales para Matchbox, Kraft y Bubble Yum, el pequeño DiCaprio firmó para participar en su primera película: Critters 3, donde interpretaría al hijo de un viudo que en su nuevo hogar descubre a una misteriosa plaga de seres salvajes. Dos años después, un tal Robert de Niro eligió a DiCaprio para co-protagonizar la cinta This Boy's Life, basada en las memorias del escritor Tobias Wolff. En el rodaje, además de volverse amigo de Tobey Maguire en ese entonces otro joven actor, DiCaprio recibió el guión de What's Eating Gilbert Grape? escrito por Peter Hedges y dirigida por Lasse Hallström.

Protagonizada por Johnny Depp y Juliette Lewis, ¿A quién ama Gilbert Grape? llevó a DiCaprio a su primer gran oportunidad en los premios de la Academia, al recibir a sus años su primera nominación como Mejor Actor de Reparto. Además del reconocimiento de la Academia, el joven actor ganó el National Board of Review a Mejor Actor de Reparto, además de una nominación al Globo de Oro en la misma categoría.

El punto más alto de la carrera como actor juvenil de DiCaprio llegó en 1997 con Titanic. Dejando de lado los premios, aunque fue nominado al Globo de Oro a Mejor Actor Drama, el joven intérprete se convirtió mientas las semanas de proyección pasaba, en el protagonista de la película más taquillera de todos los tiempos. En lugar de dormirse en sus laureles, DiCaprio buscó papeles más interesantes, se unió La Playa de Danny Boyle, el proyecto Atrápame si Puedes de Steven Spielberg y comenzó una amplia serie de colaboraciones con Martin Scorsese.

Después de Gangs of New York, siguieron The Aviator y Blood Diamond por las que recibió nominaciones al Oscar como Mejor Actor en 2004 y 2006.  Ocho películas después (y qué películas: The Departed, Body of Lies, Revolutionary Road, Shutter Island, Inception, J. Edgar, Django Unchained y The Great Gatsby) DiCaprio regresaría a los Oscars con su potente actuación en The Wolf of Wall Street, por la que recibió, además de un sin fin de memes, una nominación al Oscar a Mejor Actor. En dos semanas, DiCaprio culminará la carrera que inició en 1990 con el Oscar a Mejor Actor por su papel en The Revenant. ¿Quién dijo que los comerciales de queso y carritos no eran el inicio al camino a la fama?

"Mi peor audición fue la primera. Tenía siete años y increíblemente seria, quería ser tomada en cuenta, veía películas como Lo que el Viento se Llevó y reinterpretaba las escenas, aprendía monólogos, me sabía muchos y esperaba a cualquier momento para decirlos... había tomado clases de actuación por un año. Audicioné para un comercial y lo que hicieron es que llevaron a diez niños y se enfocaban en ellos y les hacían preguntas y sólo querían a un par de niños lindos. Entonces yo estaba lista y cuando llegaron a mi me preguntaron Brie ¿Qué quieres hacer? y entonces dije muy seria Me gustaría actuar" dijo una confiada Brie Larson durante un vídeo exclusivo para The Tonight Show Starring Jimmy Fallon.

Está de más decir que Larson no consiguió el comercial por el que competía, sin embargo Larson agarró un mejor trabajo cuando la producción de The Tonight Show, en ese entonces conducido por Jay Lano, la contrató para participar en una serie de sketches. La primera gran oportunidad de Larson vendría en 2001 con la serie Raising Dad para la extinta cadena The WB.

Después de participar en películas 13 Going 30, Greenberg, Scott Pilgrim vs the World, 21 Jump Street y Don Jon, Larson llamó la atención de los gremios y asociaciones de críticos con su actuación en la película Short Term 12, por la que fue nominada al Critics' Choice Award y el Independent Spirit Award a Mejor Actriz.

En el mismo año en el que participa en la comedia Trainwreck, Brie Larson ganará el Oscar a Mejor Actriz por Room, una conmovedora cinta que llegará a los cines mexicanos el viernes 19 de Febrero.

Así que Jacob Tremblay no debe de temer por su futuro, ahí están DiCaprio y Larson alzándose con el máximo premio de la cinematografía americana años después de iniciar su carrera aún bajo la tutela de sus padres y el grado elemental de estudios por concluir, además de otros ejemplos como la ahora doble nominada Saoirse Ronan, Anna Paquin o Jodie Foster; así que un premio de la Academia no podría ser tan descabellado para el pequeño actor de Room, al menos no en un futuro.

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: