Mi primera vez como hombre; Juste la Fin du Monde en palabras de Xavier Dolan


por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

El jueves 19 de Mayo, el joven realizador Xavier Dolan llegará a un punto alto en su carrera, esto al presentar su sexto largometraje en el Festival de Cine de Cannes. El hecho, además de ser otro lanzamiento dentro de la atractiva programación que el certamen tendrá en esta edición, significa la quinta ocasión en la que Dolan presenta un filme suyo en la Croisette, la segunda en la sección principal. Con Juste la fin du Monde, protagonizada por Gaspard Ulliel, Nathalie Baye, Lea Seydoux, Marion Cotillard y Vincent Cassel, el enfant terrible predilecto del cine canadiense regresa al festival francés como favorito para ganar la Palma de Oro, esto después de aquel premio del Jurado cosechado en 2014 por Mommy.

Contrario a la mayoría de sus películas, Juste la Fin du Monde no emerge con un proyecto original de la mente de Dolan. Al igual que Tom en el Granero (Tom à la Ferme), el sexto filme del realizador proviene de los escenarios teatrales de Quebéc, específicamente de aquellos en los que el dramaturgo Jean-Luc Lagarce presentó el argumento original a principios del siglo XXI. "Fue en el año 2010 0 2011, no recuerdo, pero fue poco después de Yo maté a mi Madre (J'ai tué ma mere), yo estaba con Anne Dorval sentado en el mostrador de su cocina, donde nos juntamos todo el tiempo para hablar, conocer, ver fotos o no decir nada. Ella me habló de una pieza extraordinaria que había tenido la suerte de interpretar alrededor del año 2000" inicia contando Dolan en una carta escrita especialmente para el Festival a la que El Proyector MX tuvo acceso gracias a mk2, productora del filme y viejos compañeros del propio Dolan.

Según cuenta el realizador, Dorval, que ha interpretado a la figura materna en al menos tres filmes del también actor, editor y supervisor musical, estaba profundamente interesada en que Dolan leyera el texto que había mantenido en su oficina, con anotaciones, direcciones de trazo escénico y otros detalles que había anotado al margen una década antes. Después de recibir el texto comentado en un vistoso formato, el director de 21 años en ese entonces, se sintió presionado y abrumado por lo que estaba a punto de leer: "Para ser honesto, sentí una especie de desinterés y aversión ante tal lenguaje, tenía que respetar la historia y los personajes, y un bloqueo intelectual me impedía amar esa pieza alabada por mi amiga, probablemente estaba tan ocupado con la impaciencia de mi próximo proyecto o el diseño de mi nuevo peinado para sentir la profundidad de esta primera lectura", menciona a la distancia el cineasta.

Nathalie Baye y Gaspard Ulliel en un fotograma de Juste la Fin du Monde | Fotografia: Shayne Laverdiere - Cortesía: mk2
El tiempo pasó, Dolan obtuvo notoriedad con Laurence Anyways (la suficiente para abandonar el Festival de Cannes por sentirse relegado a una categoría inferior a la principal) y las ya mencionadas Tom à la Ferme, ganadora del premio FIPRESCI del Festival de Venecia y Mommy, cuyo premio del Jurado obtenido en la Riviera Francesa fue compartido con Adieu au Langage, del aclamado director Jean-Luc Godard. Con mayor madurez, tanto psicológica como fílmica, a la que poseía cuatro años atrás, Dolan encontró su nuevo proyecto en un olvidado espacio de su librero; "Después de Mommy, pensé en el gran texto de cubierta azul almacenado en el estante superior de mi biblioteca. Era tan grande que superó con creces otros libros y documentos de los cuales está llena la cabecera, como si supiera que no podíamos olvidar de forma indefinida. A principios de este verano, volví a leer Juste la Fin du Monde. Aprendí en la página  que sería mi próxima película: mi primera vez como un hombre. Finalmente entendí las palabras, las emociones, el silencio, la vacilación, el nerviosismo, los defectos preocupantes de los personajes de Jean-Luc Lagarce... cosas que, en mi defensa, creo que incluso tratando no podría haber entendido".

Con una posición envidiable, incluso la cantante más importante que ha tenido la industria discográfica inglesa en los últimos quince años lo buscaba para su gran regreso a los vídeos musicales después de haber visto su última película, Dolan comenzó a trabajar en la adaptación del texto de Lagarce sobre un escritor que, tras doce años de ausencia, regresa a su pueblo natal para anunciar a su familia que pronto morirá. 

"Cuando empecé a decir que Juste la fin du Monde sería mi próxima película, el proyecto fue recibido con una especie de escepticismo benevolente mezclado con aprensión" relata el director en su misiva; "Pero no me quiero perder, más bien, el reto para mí era preservarla lo más completo posible. Los temas abordados por Lagarce, las emociones de los personajes, subastas o bozal, sus imperfecciones, su soledad, sus tormentos, sus complejos de inferioridad... Pero la lengua.. era extraño para mi... Yo quería decir lo que Lagarce pensaba mientras escribía. Es en este idioma que se apoya su patrimonio y es a través de él que su obra ha encontrado posteridad. El riesgo sería trivializar a Lagarce.", puntualiza.

Juste la fin du Monde será distribuida en México por ND Mantarraya.








Fotografías: Shayne Laverdiere - Cortesía: mk2

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: