¿Qué ha pasado en el Festival de Cannes? - Segunda Parte


Después de la presencia de Woody Allen, Cristi Puiu, Ken Loach y Andrea Arnold en los primeros días de la 69 edición del Festival Internacional de Cine de Cannes, ha llegado el momento de la proyección de los trece filmes restantes, donde las críticas no han sido las mejores para muchos de los proyectos.

Con el desplome de Xavier Dolan y su Juste la Fin du Monde y la celebración a Paul Verhoeven, la última parte del festival de cine más prestigioso del mundo tiene mucho que ofrecer para cualquiera que guste del Séptimo Arte.

Tras su parada en el Festival de Cannes compitiendo por la Palma de Oro, la cinta Loving de Jeff Nichols adquirió el impulso que necesitaba rumbo a la temporada de premios en 2016. El filme, que sigue a una pareja interracial en 1958 que es obligada a salir de su hogar en Virginia, recibió comentarios positivos después de su proyección en el festival francés.

"Loving es una película humilde que cuenta con dos de las mejores interpretaciones estadounidenses en años" dijo Peter Debruge en su crítica en Variety, alabando el trabajo de Joel Edgerton y Ruth Negga. Eric Kohn rescató en Indiewire la importancia de los personajes en su historia, "Loving no ofrece trucos sofisticados, pero se beneficia del amable enfoque de Nichols, que deja espacio para que brille el trabajo de sus dos actores", mientras que Todd McCarthy de The Hollywood Reporter calificó a la película como "un drama de conciencia social que minimiza su importancia de una manera admirable".

Los diarios españoles El País, El Mundo, La Vanguardia, ABC y La Razón también publicaron críticas positivas sobre el filme, al igual que La Nación de Argentina y La Jornada en México.


Con su pequeña película sobre un conductor de autobús y poeta aficionado llamado igual que el pueblo en Nueva Jersey donde vive, Jim Jarmusch regresó a la Croisette, de la mano de Adam Driver, para convertirse en un fuerte contendiente al premio principal del certamen con Paterson.

"Es una delicia: un poema en prosa sobre la humildad cómica y amable y sobre la aceptación de la vida", escribió Peter Bradshaw en el rotativo inglés The Guardian. También del Reino Unido, Tim Robey de Telegraph dijo que "El Paterson de Adam Driver será un tesoro durante años", al mismo tiempo que Jessica Kiang de The Playlist afirmó que el filme es "absolutamente encantador, lleno de pequeños sabios consejos y silenciosos consuelos donde podríamos esperar encontrar provocaciones, su único engaño es que es mucho más rica de lo que parece a simple vista".

El mexicano, Leonardo García Tsao se mostró encantado con el filme en su crítica dentro de las páginas de La Jornada, mientras Pablo O. Scholz del Diario Clarín en Argentina apreció al trabajo de Jarmusch como una "comedia singular, seductora por su simpleza, increíblemente atrapante por su rutina y ciertamente poética".


El director Matt Ross presentó, dentro de la competencia Un Certain Regard, su cuento moderno Captain Fantastic, protagonizada por Viggo Mortensen. Calificada por Kyle Smith de The New York Post como "un divertido y útil cuento con moraleja", la cinta recibió comentarios mixtos por parte de la crítica especializada.

Alonso Duralde de The Wrap reconoció el trabajo del protagonista del filme, "La película realmente es de Mortensen, que permite a Ben ser exasperante, arrogante e impaciente, pero también cálido, amoroso y cariñoso", mientras que Peter Debruge de Variety alabó el trabajo de todo el elenco: "Con seis impresiones jóvenes interpretaciones junto a su papel principal que aprovecha al máximo el sensible espíritu de regreso a la naturaleza propio de Mortensen".

El drama, sobre un padre que después de haber pasado diez años criando a sus hijos en un bosque del Pacífico abandona a su familia para volver a la civilización, no fue recibido con tanto beneplácito por Russ Fischer de The Playlist, que apunta el desaprovechamiento de Mortensen al presentar a su personaje como una figura de fantasía idealizada y Leslie Felperin de The Hollywood Reporter, que escribió: "Por desgracia, al final, se hace tan blanda y desigual como una manta de cáñamo de andar por casa".


En medio del escándalo provocado por la publicación de los Panama Papers, donde Pedro Almodóvar y su hermano Agustín aparecen como propietarios de una empresa off-shore, el realizador español presentó su cuarta entrada en la competición principal, Julieta, basada en los relatos cortos Silence, Chance y Soon de Alice Munro, ganadora del Premio Nobel de Literatura. 

La película obtuvo resultados mixtos entre la crítica internacional. Leslie Felperin de The Hollywood Reporter calificó al filme como "un drama plano y framentado... lo suficientemente sólido como para satisfacer a los devotos del director de todo el mundo", Peter Bradshaw de The Guardian dijo que era "una intrigante obra menor", Peter Debruge de Variety afirma que Julieta "está lejos de los trabajos más provocadores o entretenidos de Almodóvar" y Luciano Monteagudo de Diario Página 12 escribió que el filme es "una decepción en toda la línea".

En las reseñas positivas, Fionnuala Halligan de Screendaily escribió que el filme es "una criatura desasosegaste, tentadora... llena de pistas y presagios", mientras que Diego Batlle de Diario La Nación la describió como "un melodrama romántico que se ubica entre los mejores títulos de su dilatada y magnífica trayectoria, pero tiene múltiples atributos y hallazgos artísticos".


Después de la buena aceptación de su trabajo anterior, Las Nubes de María, el realizador francés Olivier Assayas presentó su nueva película Personal Shopper dentro de la competencia oficial del certamen con críticas mayormente negativas.

El filme, sobre una joven estadounidense en París se hace cargo del guardarropa de una celebridad mientras espera la aparición del espíritu de su hermano gemelo desparecido, fue criticado como "una historia de fantasmas que es en sí como un fantasma" de Leonardo García Tsao de La Jornada, "un desastre no demasiado interesante" por Jessica Kiang de The Playlist y Todd McCarthy de The Hollywood Reporter escribió que "Ni Kristen Stewart puede salvar a este desnutrido misterio".

Vale la pena recordar que los medios británicos Telegraph y The Guardian fueron el único lugar donde la cinta de Assayas tuvo críticas positivas.


Es curioso que los críticos internacionales abrazaron con tanto cariño la historia de una crítica musical en Aquarius, la nueva película de Kleber Mendonca Filho y protagonizada por Sonia Braga

Jay Weissberg de Variety escribió que el filme es "tanto un estudio de personajes como una inteligente reflexión sobre la superflua transitoriedad del lugar y la manera en la que el espacio físico elude nuestra identidad", Robbie Collin de The Telegraph afirmó que "su lúcido sentido del tiempo y el lugar es uno de los más generosos placeres de la película" y Jordan Mintzer de The Hollywood Reporter la calificó como "un encantador drama sobre la tercera edad que funciona mejor como un estudio de personajes honesto y colorido, aunque no abra ningún nuevo territorio cinematográfico".

The Guardian, Diario Página 12 y La Jornada también fueron halagadores en sus reseñas.


Las expectativas levantadas por la dupla de hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne fueron el peor enemigo de la cinta La Fille Inconnue, que a pesar de su interesante trama, donde una enfermera desarrolla un complejo de culpa después de negar inconscientemente ayuda a una chica sin identidad que a la mañana siguiente aparece muerta, recibió un grupo numeroso de reseñas desafortunadas.

"La película quizás sea de nivel medio... lo que le falta es un sentido amplio de la narrativa o la sorpresa emocional" escribió Guy Lodge de Variety mientras que Peter Bradshaw de The Guardian dijo que la cinta es "una especie de procedimental extraño, muy forzado y sin pasión sobre una misteriosa muerte". Eric Kohn de Indiewire apuntó que la cinta es la película más floja de la dupla y Tim Robey afirmó en The Telegraph que el filme es "un drama desmontado de los Dardenne, que avanza con paciencia y con solidez ante ti. Es sólo en la fase final de reconstrucción que empiezas a darte cuenta de que faltan algunos trozos".

El crítico Carlos Boyado de El País fue un tanto más agresivo, como es su costumbre: "Los hermanos Dardenne solo transmiten tibieza y situaciones repetitivas... es como ver llover".


Desde Filipinas y hasta las peores críticas que el Festival generó en sus últimos días, llegó el director Brillante Mendoza con su cinta Ma'Rosa, que sigue la historia de una mujer que se dedica a la venta de cristal para sobrevivir en una zona en la que el alcohol y las drogas son el principal alimento de la desesperación.

Descrita como "una acumulación de horrores, violencia, miseria y patetismo sin demasiado sustento más allá del estilo documentalista del director" por Diego Batlle del Diario La Nación, "un drama familiar angustioso y atmosférico con un guión subdesarrollado" por Boyd van Hoeij de The Hollywood Reporter, "Cine sucio, crudo, descuadrado, molesto, vitalista y carnal" por Luis Martínez de El Mundo, "flácida y que pierde su capacidad de conmovernos" por Sergi Sánchez de La Razón y una película con "una trama sencilla y coherente, rodada con verismo, a tiempo real y cámara en mano, es un trabajo de discreta confianza que no disgustará a los acólitos (de Mendoza), pero probablemente no ganará muchos nuevos conversos" por Maggie Lee de Variety, el filme parece ser una de las peores entradas que tendrá el Festival en su 69 edición.


Como parte de la sección Una Cierta Mirada, el director japonés Hirokazu Koreeda presentó la cinta Umi Yorimo Mada Fukaku (After the Storm), su más reciente entrada en el prestigioso festival francés.

The Telegraph la calificó como "un drama de familia de suprema sutileza" y The Hollywood Reporter publicó una poderosa crítica donde el filme es descrito como "una pequeña gema".


Con algunas de las mejores críticas del Festival, el director rumano Cristian Mungiu presentó su filme Bacalaureat, donde un médico de casi 50 años hará todo lo posible por garantizar la seguridad de su hija después de ser atacado en la calle. 

"Todo está muy bien estructurado y resulta totalmente creíble" dijo Jay Weissberg en Variety, Dave Calhoun de Time Out calificó a la película como "brutalmente honesta", Jessica Kiang de The Playlist encontró al filme de Mungiu como "íntimo, épico y cuidadosamente inteligente", mientras que Peter Bradshaw de The Guardian dijo que Bacalaureat es "una película magistral y compleja, llena de sutileza psicológica y peso moral".

Nando Salvá de El Periódico de España afirmó que "Mungiu brilla con Bacalaureat" y Leonardo García Tsao de La Jornada halló al filme como menos intensa de 4 meses, 3 semanas y 2 días, filme anterior del rumano ganador de la Palma de Oro, pero también "es una fría y despiadada disección de la actual sociedad rumana".


El pedante Xavier Dolan regresó al Festival de Cannes para figurar como fuerte contendiente a la Palma de Oro con su cinta Juste la Fin du Monde, sin embargo después de su presentación ante la crítica, tal predicción no queda más que un sueño imposible.

"Una decepción, incluso para los fans de Dolan" escribió Jon Frosch para The Hollywood Reporter, agregando "Juste la Fin du Monde seguramente unirá a las facciones pro y contra Dolan en común acuerdo: no es muy buena". Peter Debruge de Variety la encontró como "el trabajo más maduro de Xavier Dolan es también el más inaguantable", mientras que Pablo O. Scholz del Diario Clarín describe a la película como un "filme de primeros planos con tres videoclips insertados, allí Dolan sube el volumen al máximo, tal vez para despertar a los que se aburrieron".

Nando Salvá de El Periódico de España dice que Juste... es la peor película de la carrera de Dolan, Irene Crespo de Cinemanía la nombra una "decepción... que actualiza el melodrama familiar pero a costa de nuestros nervios" y Ben Croll de The Wrap habló sobre como las expectativas afectaron la recepción del filme: "Dolan tiene acceso a grandes presupuestos, a un conjunto internacional de actores y por primera vez, tiene expectativas significativamente altas. Pero Juste la Fin du Monde no capitaliza ninguna de estas cosas".


Y si Xavier Dolan había tenido que aceptar malas críticas, Sean Penn tuvo que tomar peores. Con The Last Face, su historia sobre una filántropa que se enamora de un médico apasionado, Penn se robó algunas de las críticas menos favorecedoras que se han recibido en los últimos cinco años.

"Un cocktail de romance e insultante pornografía sobre los refugiados asombrosamente pretencioso y sorprendentemente vacío" publicó David Rooney de The Hollywood Reporter, Benjamin Lee de The Guardian reportó que el filme "no es una película sobre Penn ayudando a la gente, es una película para mostrar lo mucho que quiere ser visto ayudando a la gente", mientras que Indiewire la calificó como "un fracaso total".

Telegraph le dio una estrella de cinco posibles, El Mundo reconoce que Penn es incapaz de controlar su superioridad moral, El Periódico la nombra "un desastroso relato" y Variety, aunque destaca los aspectos técnicos apunta "que Penn haría bien en no confundir su propia preocupación global con el impulso artístico".


Después de Drive y Sólo Dios Perdona, Nicolas Winding Refn regresó a la Croisette para enfrentarse al grupo de críticos que en su momento lo han alabado y criticado fuertemente, solo que con su más reciente cinta The Neon Demon, parte de la competencia oficial, el realizador vuelve, en su mayoría, a cruzar su camino con todos aquellos espectadores contrarios a su arte.

Calificada por los críticos más apegados como "una luminosa pesadilla" (Telegraph), "una cinta con estilo y descaro... aún así le falta el enfoque y el gancho de su trabajo anterior" (The Guardian) y por aquellos contrarios como "una película de terror barroca, excéntrica, surrealista y morbosa" (Variety), "basura de alta costura" (La Razón), "una película tan premiosa y enferma de sí misma como aburrida" (El Mundo) y "un monumental extravío que tiene al menos la virtud de ir a peor con una constancia digna de estudio" (ABC), la cinta se enfrasco entre los títulos torpemente recibidos durante el certamen.


Después de tres años de descanso, el director de Robocop, El Vengador del Futuro, Bajos Instintos y Showgirls, Paul Verhoeven llevó a Cannes su nuevo thriller psicológico, Elle donde somete a una ejecutiva a un juego de venganza contra el hombre que la violó años antes.

El filme, protagonizado por Isabelle Huppert, inició la ronda final de las galas de competencia con comentarios francamente halagadores. The Guardian le otorgó 5 estrellas de 5 posibles, pues su crítico Xan Brooks reconoció la "sobresaliente actuación" de Huppert en ese "electrificante y provocativo regreso del controvertido director". Jordan Mintzer de The Hollywood Reporter la describió como "un elegante y retorcido thriller... que a la vez es oscuro, lascivo, ligero y subversivo" y Robbie Collin de The Telegraph dijo que "el nuevo film de Verhoeven es un desafío ingenioso y provocador".

Guy Lodge de Variety apuntó en su crítica que el filme es "un material de alto riesgo que produce inesperadas recompensas" y Diego Batlle de La Nación reconoció al filme como "un regreso a lo grande". A sus 77 años, Verhoeven suena fuerte para ganar la Palma de Oro.


Otro que regresó al Festival con buenas críticas fue Asghar Farhadi, director de A Separation y El Pasado, quién cerró la selección oficial con su cinta The Salesman. Owen Gleiberman de Variety la catalogó como "otra gema finamente tallada de suspense neorrealista", mientras que Peter Bradshaw de The Guardian apunta que "la pura inteligencia cinematográfica de Farhadi la hace muy digna de verse" y Deborah Young de The Hollywood Reporter escribe "todo se perdona cuando llega el golpe final".

Se espera que la cinta, también respetada por Diego Batlle de La Nación, Carlos Boyero de El País y Oti Rodríguez Marchante del Diario ABC de la lucha frente a las grandes favoritas a los premios del Jurado que se entregarán mañana.

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: