Crítica - Amigos de Armas


War Dogs
Dir. Todd Phillips

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

Hay cosas que aunque son ciertas, no pueden dejar de sonar imposibles y Amigos de Armas (War Dogs, 2016) es una de ellas y no nos referimos necesariamente a su atractiva historia, que promete poner al descubierto uno de los más grandes errores administrativos y bélicos hechos por el gobierno americano, sino a que el filme es un sorpresivo acercamiento maduro y satírico al cine de Martin Scorsese hecho por Todd Phillips, el tipo responsable de las tres entregas en la trilogía de The Hangover. ¿Extraño? Sí ¿Interesante? Absolutamente.

Después de mantenerse separados por un par de años, Davis Packouz (Miles Teller) se reencuentra con su mejor amigo Efraim Diveroli (Jonah Hill), que ahora se presenta como un exitoso pequeño empresario en el luminoso Florida de principios del 2000. Habiendo reiniciado el contacto, David, quién trabaja como masajista y tiene todo su dinero invertido en artículos de lujo para asilos en decadencia, recibe una extraña pero atractiva oferta: unirse al negocio de Efraim y comenzar a comercializar armas por contratos esporádicos con el Pentágono. Sin una sola idea de lo que está haciendo, el chico terminará traficando municiones en países en conflicto, arreglando contratos millonarios con el Gobierno y descubriendo la verdad que esconde su viejo amigo.

Basada en el trabajo periodístico hecho por Guy Lawson, War Dogs plantea una historia plenamente americana, aquella donde los underdogs pueden aprovecharse de la situación y salir victoriosos por un tiempo, antes de que su plan los sepulte en un mar de problemas. Al imaginarlo así, como seguramente también fue la intensión de Phillips y sus guionistas, el cine de Scorsese desde Casino hasta El Lobo de Wall Street, es no solo una referencia, sino una inspiración. Con un vertiginoso sentido de la edición y narración en off que funciona más allá del desgaste propio del recurso, Phillips narra con habilidad y un agudo cinismo, el ascenso y caída de un par de amigos con aires de grandeza provocada por la inmadurez y la codicia; el sueño americano en su máximo esplendor y ejemplo.

Sin embargo, esta no es una película de Scorsese y aunque Phillips demuestre tener madera para este tipo de filmes, Amigos de Armas no deja de sentirse un tanto fría y lejana de lo que podría haber sido el resultado final. No hay que negar que la trama y el elenco, encabezado por un cada vez más insoportable Miles Teller y el camaleónico Jonah Hill (su nutriólogo merece un Oscar honorífico), son suficientes para soportar por casi dos horas este juego lleno de excesos y mensajes morales, pero tampoco se puede olvidar que el resultado, con esos componentes, pudo haber sido más efectivo si el drama y la veracidad aparecieran con mayor frecuencia en la distorsionada historia.

Saliendo del cine de películas tontas, Adam McKay nos sorprendió a todos con La Gran Apuesta a principios de este año y ahora Todd Phillips hace lo propio con una entretenida comedia de fin de verano sobre un tema tan extravagante como cautivador ¿quién diría que la comedia puede tocar temas como las crisis económicas y el tráfico de armas y no volver del tópico un pretexto?

***

War Dogs
Estados Unidos, 2016
Dir. Todd Phillips
con Miles Teller, Jonah Hill, Ana de Armas, Jeff Pierre
Duración: 114 minutos
Distribuye: Warner Bros. Pictures México

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: