Crítica - It: Eso


It
Dir. Andrés Muschietti

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

En 1981, el exitoso novelista Stephen King describió en su ensayo Danza Macabra, los tres tipos de terror que el conocía y había usado en toda su obra. En el breve texto, disponible en la página oficial del autor en Facebook desde enero de 2014, King hablaba sobre el asco, el horror y el terror, sintetizando cada uno de esos arquetipos con las reacciones que provocaban. A más de tres décadas de dicha publicación, llega a las pantallas grandes una película que consigue exponer las tres variantes del género que King había delineado y las sepulta levemente con otra de las variables que el dramaturgo ha utilizado a lo largo de su trayectoria: el terror que provocan las cosas cotidianas. Con It: Eso (It, 2017), primera adaptación puramente cinematográfica de una de las piezas más admiradas del también llamado "maestro del terror", el director argentino Andrés Muschietti logra un filme que, sin ser del todo aterrador, presenta lo mejor de una historia icónica en el género.

Ajena completamente a la popular miniserie de 1990, protagonizada por un sublime Tim Curry, pero siempre teniéndola en mente, esta nueva versión de Eso se destaca gracias a dos factores. El primero de ellos es su delicioso guión, escrito a seis manos por Gary Dauberman (responsable de las dos entregas de la saga de Annabelle), Chase Palmer y Cary Fukunaga, firmado originalmente para llevar la dirección, puramente destilado de la obra de Stephen King. Con habilidad dramática, el argumento rescata muchos de los elementos comunes que aborda el autor sin recurrir precisamente a aspectos sobrenaturales, convirtiéndose en un coming of age que relata el constante enfrentamiento que tienen un grupo de adolescentes perdedores (llamados The Losers Club en su versión original), con su aterrador entorno, donde día a día se encuentran con la pérdida, el abuso escolar y hasta el acoso sexual. Ahí, en su reside gran parte de su fortaleza, utilizando al payaso tenebroso que esporádicamente aparece en la pantalla como un pretexto para contar una historia más humana de lo esperado. De hecho, resulta curioso que el punto más débil del filme sean las escenas en las que el payaso Pennywise hace sus primeras apariciones.

Quizá Eso no aterrará a generaciones, como la miniserie lo hizo en los noventa (el grupo generacional de quien escribe está obviamente incluido), pero seguro atrapará a todos aquellos que se sumerjan en la profundidad de las cloacas y la vean. Al final todos flotaremos ahí. 

***+

It
Estados Unidos, 2017
Dir. Andrés Muschietti
con Bill Skarsgard, Jaeden Lieberher, Sophia Lillis, Finn Wolfhard
Duración: 135 minutos
Distribuye: Warner Bros. Pictures México

Nota del Editor: Danza Macabra fue editado por Valdemar en la colección Intempestivas en 2006.

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: