Crítica - Salvajes


Savages
Dir. Oliver Stone

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

Ben (Aaron Johnson) y Chon (Taylor Kitsch) son dos exitosos empresarios del sur de California que venden, lo que ellos llaman la mejor marihuana del mundo. Ambos ocupan su experiencia previa como egresado de Berkley en Botánica y ex-marine para que su negocio prospere en los círculos sociales y medicinales de la zona. Su repentino éxito hace que un cartel mexicano, liderado por Elena (Salma Hayek) se interese en su control y les exige al duo que se les una, sin embargo estos se niegan y Ophelia (Blake Lively), la mujer con la que comparten un romance en conjunto es secuestrada como método de presión. Ahora los jóvenes deberán emprender una intensa lucha de voluntades que se torna cada vez más peligrosa, esto sin contar que Lado (Benicio del Toro), un peligroso mercenario, esta tras sus pistas.

¿Cuál es el principal problema con Salvajes (Savages, 2012)? Oliver Stone. El director y co-autor del libreto, junto a Shane Salerno (Alien vs Predator 2, 2007) y Don Winslow. Stone se queda corto al adaptar la novela de Winslow. Le agrega elementos que solo distraen la atención, permite que, por momentos, sus actores de vean sobreactuados (Benicio del Toro en ese papel de "Soy un maldito desgraciado muajajaja *inserte su risa malévola y falso acento*" es totalmente risible e insípido) y el peor de los problemas: intenta ser moralista con la trama y jugar con sus personajes al grado de ser misógino y discriminatorio su trato.

Stone se encuentra lejos de su época en la que presentaba cintas arriesgadas e interesantes por igual como Pelotón (Platoon, 1986), Wall Street: El Poder y la Avaricia (Wall Street, 1987), Nacido el Cuatro de Julio (Born on the Fourth of July, 1989), JFK (JFK, 1991), Asesinos por Naturaleza (Natural Born Killers, 1994) o Un Domingo Cualquiera (Any Given Sunday, 1999) para enfrascarse en una etapa conformista, donde su trato es superficial y convenenciero.

En cuanto a actuaciones; Taylor Kitsch (Battleship, 2012) es un sujeto insipido, aburrido y molesto, Blake Lively (Green Lantern, 2011) trabaja como un atractivo más, al igual que las drogas o el dinero, ella solo sirve para encantar y causar el mismo daño a nuestros protagonistas, Benicio del Toro (Traffic, 2000) y Demián Bichir (A Better Life, 2011) están por demás desperdiciados, su capacidad se ve limita y en el caso de del Toro se ve sobreactuado e incomodo. Quienes sorprenden son Aaron Johnson (Kick Ass, 2010) con su papel de filántropo capitalista, John Travolta (Pulp Fiction, 1994) en su papel de un agente corrupto pero leal  y Salma Hayek, quien posiblemente este entregando la mejor actuación de su carrera desde Frida (2002) en el papel de una especie de Reina del Sur de Pérez Reverte combinada con villana de Telenovela de Televisa.

En lo técnico, el trabajo de Daniel Mindel (Star Trek, 2009) en la dirección de fotografía y Joe Hutshing (Almost Famous, 2000) es para remarcar. Mindel utiliza los escenarios coloridos y obscuros para crear atmósferas que a un grado psicológico nos pueden transmitir los intereses y preocupaciones de los personajes. Hutshing permite lo más importante del filme; que no se vuelva aburrido y sin sentido, cosa que conociendo a Stone se le da últimamente (Recuerden W en 2008 o World Trade Center en 2006).

Después de un serio análisis como espectador, lo mejor que nos quedará de Salvajes será el estupendo poster multicolor y la satisfacción de que, aunque esta sea una cinta muy regular, resulta ser el regreso al camino de uno de los directores más importantes de los últimos años.

**

Savages
Estados Unidos, 2012
Dir. Oliver Stone
con Aaron Johnson, Taylor Kitsch, Blake Lively, Benicio del Toro, Salma Hayek
Duración: 131 minutos
Distribuye: Universal Pictures México
Compartir:

Publicar un comentario

Comenta en El Proyector MX:

Diseñado por OddThemes | Distribuido por Blogger Themes