5 Años, 1 Película: Inception por Ayrton Galicia


Si habría que escoger una película estrenada recientemente, por medios lógicos habríamos de elegir una película que represente un poco lo moderno que presenta la maquinaria productora de Hollywood, y que posea elementos que diferencien notablemente de otras, que posean estilos nuevos, historias renovadoras y por lo consiguiente, nuevos resultados. 

Entonces si buscamos de este modo apellidos dentro de esta categoría sin duda encontramos Nolan. Creciendo viendo películas de James Bond y adorando a Hitchcock, el Joven Christopher Nolan, desde el principio de su carrera logró sorprender con historias enredadas que guiaban a finales abruptos y un tanto inentendibles, pero logrando que no solo admiremos y dependemos de lo que el guionista o director (en este caso Nolan es los dos) nos dice, si no invita a ver un poco más allá de sus filmes y todos ellos identificados por lograr y realzarnos lo inimaginable en la realidad, o volteando la realidad a algo inimaginable o totalmente inalcanzable. Lanzado a la fama por su bien lograda trilogía de “El Caballero de la Noche”, no logra éxitos comerciales para la Warner de a “Gratis”, si no que exigió a sus acostumbrados productores después de la segunda de esta saga lograr culminar un relato co-escrito con su hermano (según él concebido desde su infancia) y realizar así un deseado “sueño”; y usando esta palabra como clara referencia de esta. 

Inception”, el título que lleva (en mi gusto personal) la película mejor lograda estos últimos años, por un abanico de características notables que la hicieron a resaltar en temporada de premios, y mucho más importante en taquilla. Un filme que de primer plano el 10% de la gente la entenderá a la primera y que progresivamente si posees intuición y quieres lograr corroborar lo que viste una primera vez te atreves y disfrutas de igual manera una segunda oportunidad para apreciarla una vez más, lograr aclarar dudas que de primer plano quedan en el espectador. Dada como ya había dicho por un guión escrito por el mismo Christopher que va de lo simple a lo complejo (con la firma de Nolan en el): DiCaprio se encarga de introducirse en la mente de hombres poderosos, para ser más específicos en sus sueños y lograr robar pensamientos, recuerdos de lo más profundo del inconsciente humano, o en su caso inyectar una nueva; una industria que prolifera pero que deja riesgos consigo por obvias razones. Así pues partiendo de aquí, le es encargado armar un nuevo equipo (después de un fracaso) para robar y lograr insertar una idea dentro de un empresario y logré cambiar el curso del destino de su empresa, consiguiendo el beneficio para otro. 

Con esta manera abrupta de resumir el argumento de Inception terminamos en un nudo de ideas inmersas en una película con tomas llenas de acción, ágiles, exactas como la persecución en skies en el último nivel del sueño, donde Nolan a mi gusto personal en una excelsa dirección logra capturar con tomas más seguidas y menos “truqueadas” con edición; acción a toda velocidad en medio de una montaña nevada que no dejan que nos paremos del sillón, combinado todo esto con principios básicos psicológicos en el guión de nuevo adjudicando el poder al guión ya la precisión con la que fue escrito refiriéndose claro a la manera en que está estructurada y calculada cada escena para que embobine con el relato y a la vez con el hilo de la misma historia, y efectos visuales que van desde la secuencia en la que pieza por pieza la calle comienza a explotar, o la tan exacta escena anti-gravedad que dejan demás de ser falsos y alejados, sino que entablan una estrecha relación con la trama, ya que todo puede ser irreal porque todo se entabla dentro de un sueño, no en una realidad donde habría una cierta lógica; esto sin duda logra sumergir en el mundo según Nolan: Todo puede ser real, o irreal a la vez, todo depende de quien lo vea. 

Y a todo esto no nos podía faltar el atmosférico Hans Zimmer que da un toque de modernidad y misterio al filme que no lo rebajan de ser uno de los mejores compositores modernos de Hollywood; dentro de Inception utilizó un bajo, cuernos, mucha percusión y dejó un poco de lado sus acostumbrados coros, pero de la mano con su amado sintetizador que llevan y logran de las mejores partituras de este compositor con temas como “Dream is Collapsing” que acompaña y llena de sentimiento épico la tan impactante escena culminante, los pisos de sueños se desvanecen y todo realmente cae, o sólo por agregar el tema de los minutos finales que aligera los nudos de la trama pero no los deja sueltos; “Time” que nos deja la incógnita de donde es que realmente nuestro protagonista cae, si de nuevo en sueños o realidad. Damos un punto extra a Zimmer ya que sin el Inception no lograría absorber esencia ni alma. 

Así pues en dos hora y pico de metraje, Nolan crea acción, sentimiento, impacto, emoción y hasta un poco de filosofía, con un DiCaprio decente, un Joseph Gordon-Levitt elegante, una Ellen Page menos embarazada y una siempre correcta Marion Cotillard que sin duda pone una pequeña cereza a todo este pastel. 

En resumen; apreciar Inception si no es por guión tiene que ser por acción, y si no logras entenderla una primera vez, creéme; necesitas verla una segunda vez (Yo necesité tres) y sin duda no terminarás más que satisfecho de podérsela contar y explicar a tus amigos, valorando un poco de lo que la gran meca de EU nos ofrece. No queda más que seguir esperando más cosas del prometedor Christopher Nolan que sin duda ha sido desfavorecido por premios, pero nada alejado de lo más valorado; fans que han disfrutado desde “Memento” hasta su última producción y un poco odiada “The Dark Knight Rises”, pasando claro está por la que sin duda pelea el primer puesto de su mejor película “The Dark Knight”, cabeza con cabeza con esta, su obra más personal: Inception.

Inception
Estados Unidos - Reino Unido, 2010
Dir. Christopher Nolan
con Leonardo DiCaprio, Joseph Gordon-Levitt y Tom Hardy

Ayrton Galicia es colaborador de El Proyector CVOT.

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: