Crítica - Percy Jackson y el Mar de los Monstruos


Percy Jackson: Sea of Monsters
Dir. Thor Freudenthal

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

Han pasado un par de años desde que Percy Jackson (Logan Lerman) se enteró que es el único hijo de Poseidon en la Tierra y por eso se enfrento a dioses y semi-dioses para regresarle el rayo, el arma de destrucción más poderosa del mundo, a Zeus; su dueño. Desde entonces Percy se encuentra bajo la protección del campamento Mestizo, para semi-dioses.

Ahora deberá unirse con sus amigos Annabeth (Alexandra Daddario) hija de Atenea y Grover (Brandon T. Jackson) para encontrar el Vellocino de Oro, el único objeto que puede asegurar la integridad de su campamento tras ser atacado. Sin embargo es más dífícil de lo que parece ya el trío deberá de viajar al Mar de los Monstruos, conocido por los humanos como Triángulo de las Bermudas y bajar a la tierra donde habita un peligroso cíclope que come mestizos.

Hay un gran problema con Percy Jackson y el Mar de los Monstruos (Percy Jackson: Sea of Monsters, 2013): es sumamente aburrida. Contraria a su predecesora, Percy Jackson y el Ladrón del Rayo (Percy Jackson & The Olympians: The Lightning Thief , 2010), la secuela no tiene todo el encanto y las referencias que gozaba la primera parte, la trama es predecible y aburrida.

Thor Freudenthal retoma el proyecto para llevarlo a un nivel poco favorable; la trama atraviesa por un bache, no tiene un fin determinado. La historia es fallida, más largas que . Las referencias griegas son fallidas, las representaciones absurdas; la cultura griega está tan presente como los monstruos en el título; el cuál por cierto solo es uno y completamente soso.

Otro acto que se pierde entre la película son las actuaciones, mientras que en la primera había participaciones de actores como Pierce Brosnan, Sean Bean, Rosario Dawson y Uma Thurman, en esta entrega solo hay dos nombres relativamente grandes; Nathan Fillion, quien puede sacar el momento más memorable del filme y un desperdiciado Stanley Tucci. Del elenco establecido, solo Logan Lerman, quien en lugar de convertirse en Percy Jackson ahora es Charlie o el de Las Ventajas de Ser Invisible, es quien realmente sobresale entre un cast tan mediocre.

En este caso ¿Qué se hace para impulsar una historia tan regular? Aplicarle recursos funcionales, efectos, escenografía, música; algo que haga que funcione la película por más hueca que sea. En este film no hay elementos buenos, ni la música, ni los efectos de XBOX, ni el 3D. El diseño de arte es bueno, por lo menos.

Al final Percy Jackson: Sea of Monsters es una de esas películas que no te piden mucho ya que no dan mucho, un escaparate para fin de semana, más recomendable para televisión que para cine.

*+

Percy Jackson: Sea of Monsters
Estados Unidos, 2013
Dir. Thor Freudenthal
con Logan Lerman, Alexandra Daddario, Brandon T. Jackson y Douglas Smith
Duración: 106 minutos
Distribuye: 20th Century Fox México

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: