Crítica - La Noche de la Expiación


The Purge
Dir. James DeMonaco

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

Los Estados Unidos viven una época inmejorable, su economía es estable y tienen el índice de violencia más bajo del planeta. Es el año 2022 y la política ha cambiado, al grado que para ofrecer una especie de catarsis, permiten que una vez al año, todos los crímenes son permitidos de 7 de la noche a 7 de la mañana del día siguiente.

Ante esto, los habitantes americanos no tienen más que esconderse en sus casas o participar en la masacre, los Sandin son parte de aquellos que se ocultan bajo los muros de su hogar. Sin embargo, su tranquilidad se verá interrumpida cuando, al iniciar la noche, reciben a un misterioso huésped que atraerá a un colectivo de asesinos que harán lo que sea necesario para poder sanar su necesidad de matar.

Parece ser que el cine se enfrenta a la necesidad de presentar nuevos villanos, personajes de carne y hueso a los que nos podemos enfrentar cualquier "ciudadano de a pie", partiendo de eso, salen filmes de suspenso como Los Extraños (The Strangers, 2008), el remake de Juegos Sádicos (Funny Games, 2007) y más recientemente Eres el Próximo (You're Next, 2012) donde una serie de sujetos, con el miedo como su principal arma, se adentran en la aparente tranquilidad de una familia. En este aspecto La Noche de la Expiación (The Purge, 2013), la segunda cinta del director James DeMonaco, intenta ofrecer algo nuevo, los personajes ya no están en nuestra realidad, están en la suya donde todas nuestras reglas morales no existen, envolviéndonos en un nuevo esquema donde todo es posible y el fin, justifica los medios.

La cinta plantea un futuro post moderno y es ahí donde obtiene su principal fortaleza. El guión, escrito por el mismo DeMonaco, arranca bien y llega a un momento cumbre rumbo a la primera hora del filme, sin embargo con el transcurso de la trama, la historia se va llenando de clichés, se vuelve predecible, ilógica y termina con un final más que convencional. ¿Cómo es que la cinta, a pesar de eso, funciona? Gracias al trabajo técnico involucrado.

Lo mejor de The Purge es la dinámica que el director maneja; corta luces, juega con ingenio, pone al espectador tras los ojos de las víctimas y victimarios. La elección de tomas es la correcta, la música y el sonido trabajan como un elemento de tensión, los personajes son medianamente construidos para funcionar bajo el espectro de la situación, el suspenso está ahí durante toda la duración de la cinta.

El reparto encabezado por Ethan Hawke y Lena Headley, tiene un desempeño correcto, dentro de la casa, nadie despunta y todos están medianamente bien en sus papeles. La mejor actuación la tiene, por mucho Rhys Wakefield como la figura del mal, una participación correcta y puntual.

Al final de los 86 minutos de metraje, La Noche de la Expiación no es una experiencia mala o mediocre, al contrario, tiene imágenes poderosas, momentos rescatables y de suma tensión que no hacen a esta, la mejor película del género del año, pero posiblemente si la hacen un nuevo caso en el cine de culto; igual y el próximo Halloween veremos máscaras de "asesino pudiente" rondando por ahí.

**+

The Purge
Estados Unidos, 2013
Dir. James DeMonaco
con Ethan Hawke, Lena Headley, Adelaide Kane y Rhys Wakefield
Duración: 86 minutos
Distribuye: Star Castle Distribution

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: