Crítica - Escándalo Americano


American Hustle
Dir. David O. Russell

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

Después de reproducir en un tono vintage setentero los logos de Columbia Pictures y Annapurna Pictures, una leyenda aparece en la pantalla negra que da inicio a  Escándalo Americano (American Hustle, 2013): "Algunas de estas cosas realmente sucedieron" y así el guionista Eric Singer y el director David O. Russell aprovechan el poco explotado caso del Abscam para contar una historia de amor y engaños con un resultado muy desigual.

Irving Rosenfeld (Christian Bale) es un hábil estafador que durante una fiesta conoce a Sydney Prosser (Amy Adams), mujer con la que establece una relación a pesar de encontrarse casado con una neurótica madre soltera, Rosalyn (Jennifer Lawrence). Cuando Prosser y Rosenfeld son atrapados en medio de una estafa, deberán colaborar con el FBI, especialmente con el agente Richie DiMaso (Bradley Cooper) en una extraña movida; ofrecer sobornos a políticos para  poder subir en el escalafón burocrático.

El torpe intento por contar, dentro de esta historia verídica, hasta cuatro casos de amor y decepciones,  es el mayor y más notable fallo de esta, la tercera cinta al hilo de David O. Russell, quien comienza a llenar de secuencias innecesarias a una trama que de raíz goza de unas cuantas páginas más. La película, al momento de alargar de más a la historia, comienza a perder fuerza después de un buen inicio, que por momentos nos recuerda al cine de gangsters y estafadores que se hacía en la última parte del siglo XX y se convierte conforme va avanzado, en un producto tedioso y aburrido.

La película tiene varias fortalezas técnicas, la dirección de arte, la fotografía y la edición son trabajos destacables, al igual que el soundtrack utilizado en la cinta. Sin embargo el punto más vistoso de la película son sus actuaciones. David O. Russell ha demostrado ser un buen director de actores, en los últimos dos años ha llevado a Christian Bale y Melissa Leo por El Peleador (The Fighter) y a Jennifer Lawrence por Los Juegos del Destino (Silver Linings Playbook) a recibir el Oscar, y en Escándalo Americano no es la excepción, el problema es que en ningún momento se deja de sentir como eso: actuaciones pensadas para la temporada de premios.

La transformación de Christian Bale en esa caricatura viviente del mal gusto de la década de los setentas y la del, que por momentos se ha considerado el hombre más sexy del mundo, Bradley Cooper en un inútil pero bien peinado agente del FBI comienzan a perder brillo frente a sus contrapartes femeninas. Amy Adams, debemos mencionar enseñando gracias al buen vestuario, está a tono y sobresale, pero es Jennifer Lawrence quien se lleva toda la película en sus pocas participaciones. El reto de Lawrence era ponerse en un lugar que pocas veces la hemos visto: una madre soltera enojada e inestable y lo supera fácilmente, al final es inevitable salir de la sala sin la imagen de una Lawrence liberada cantando Live and Let Die de Paul McCartney & Wings mientas limpia la casa.

Sin duda American Hustle, con una historia más condensada y directa, pudo ser la memorable película que prometía ser, sin embargo se queda lejos de esta experiencia, quedando en el esqueleto, sólo una serie de buenas interpretaciones y la promesa de una estafa bien cumplida.

**+

American Hustle
Estados Unidos, 2013
Dir. David O. Russell
con Christian Bale, Amy Adams, Bradley Cooper, Jennifer Lawrence, Jeremy Renner
Duración: 138 minutos
Distribuye: Sony Pictures México

Película Nominada al Oscar 2014
Ganadora del Globo de Oro - Mejor Película Comedia
Mejor Actriz Comedia (Amy Adams), Mejor Actriz de Reparto (Jennifer Lawrence)
Ganadora del SAG Award - Mejor Elenco

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: