Crítica - Dallas Buyers Club: El Club de los Desahuciados


Dallas Buyers Club
Dir. Jean-Marc Vallée

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

Ron Woodroof (Matthew McConaughey) es un vaquero tejano, drogadicto, apostador. homófobo y mujeriego. Su vida está a punto de cambiar cuando le diagnostican VIH y le pronostican un máximo de un mes de vida. En un desesperado intento por salvarse, Woodroof comienza a traficar medicamentos no permitidos en Estados Unidos, con lo que comienza a ayudar a muchas personas, entre ellas Rayon (Jared Leto), un trasvesti enfermo en quien encontrará un compañero y amigo.

Inspirada en una historia real, Dallas Buyers Club: El Club de los Desahuciados (Dallas Buyers Club, 2013) es una gran sorpresa, no hay otra forma de decirlo. Con un guión correcto y actuaciones deslumbrantes, el séptimo largometraje del director canadiense Jean-Marc Vallée es un triunfo redondo.

Desarrollada en la segunda mitad de la década de los ochentas, la historia escrita por Craig Borten y Melisa Wallack, ofrece varias lecturas interesantes sobre un mismo tema. Por un lado, Dallas Buyers Club es una crítica al control que el gobierno americano estableció sobre medicamentos y patentes que pudieron salvar a una satanizada población enferma de un virus que recientemente se había descubierto, por otro, se cuenta la historia de un hombre que al descubrirse enfermo rompe con algunas de las reglas adoptadas por el bien de las empresas farmacéuticas y el sistema de salud americano para en un principio ayudarse y con el tiempo hacer negocio mientras ayuda a otros enfermos. ¿En realidad aquel cowboy insoportable termina siendo tan malo al final de los 117 minutos de duración?, el reto es grande más para alguien como él, la reflexión está en la mirada del espectador.

Para causar el impacto apropiado que merece la trama, se necesitaban a dos actores que, en los papeles principales supieran tomar el reto que implicaba encarnar a dos personalidades tan diferentes que en una misma situación deben actuar de la manera más correcta. Matthew McConaughey, quien con méritos se lleva el crédito principal, encarna a Woodroof; Jared Leto interpreta al trasvesti Rayon en dos actuaciones que lejos del moribundo estado de sus personajes están llenas de vida.

McConaughey, quien al hilo lleva una buena racha incluyendo Magic Mike, El Defensor (The Lincoln Lawyer), El Niño y el Fugitivo (Mud), El Lobo de Wall Street (The Wolf of Wall Street) y la serie True Detective, no solo sufre una completa transformación al grado de lucir como un verdadero enfermo terminal, sino que se también adopta el carácter defensivo del creador del club de ventas; el trabajo de McConaughey es limpio y certero. Leto, quién también experimentó cambios en su régimen alimenticio para poder ponerse en los tacones de su personaje, es certero en su participación interpretando momentos tanto dolorosos como por momentos divertidos que sirven de escape ante el drama presentado, conforme avanza la cinta, la química entre estos dos es innegable.

Con un sobresaliente trabajo de caracterización (maquillaje y peluquería) detrás, El Club de los Desahuciados pinta un panorama que en nuestros tiempos podría ser imperdonable, de ahí la fortaleza de su existencia, sirviendo como un recordatorio de lo sufrido y como un ejemplo de lo que puede hacer un individuo por el bien de toda una comunidad.

***+

Dallas Buyers Club
Estados Unidos, 2013
Dir. Jean-Marc Wallée
con Matthew McConaughey, Jared Leto, Jennifer Garner, Steve Zahn
Duración: 117 minutos
Distribuye: Universal Pictures México

Película Nominada al Oscar 2014

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: