Crítica - Buenos Vecinos


Neighbors
Dir. Nicholas Stoller

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

Mac (Seth Rogen) y Kelly (Rose Byrne) son dos treiteañeros que se acaban de casar, tener una pequeña hija y mudarse a un agradable vecindario. Sus planes por establecerse y cumplir con el típico estilo de vida americano se ve interrumpido cuando, a la casa de a lado, llega una fraternidad liderada por Teddy (Zac Efron) y Pete (Dave Franco). Ahora el matrimonio deberán defender su tranquilidad frente a los jóvenes que en su último año buscan tener la fiesta más épica de la historia.

Dentro del círculo que rodea al productor y escritor Judd Apatow se pueden encontrar a dos de los puntos claves de la comedia del verano. Sí, la comedia del Verano. Dirigida por Nicholas Stoller, encargado de ¿Cómo Sobrevivir a mi Ex? (Forgetting Sarah Marshall, 2008) y Eternamente Comprometidos (The Five-Year Engagement, 2012) y protagonizada por Seth Rogen, cuyo primer trabajo destacable sería bajo las ordenes de Apatow en Ligeramente Embarazada (Knocked-Up, 2007), Buenos Vecinos (Neighbors, 2014) reúne los elementos básicos de la escuela de Apatow, chistes subidos de tono, situaciones en que uno es el abusador y el abusado, humor negro y referencias a la cultura pop, sin embargo todo esto sería expuesto de una manera más limpia o madura que en los trabajos anteriores de Rogen, Apatow y Stoller, porque Neighbors es un filme sobre madurar.

A lo largo de los 96 minutos de duración, la historia escrita por los primerizos Andrew J. Cohen y Brendan O'Brien, aborda la historia de dos parejas. La primera, la de Rogen y una extraordinaria Rose Byrne, dos treitañeros que han cambiado las fiestas y el descontrol por estar atentos a un monitor para bebé y mantener su empleo. La segunda, la de Efron y Franco, dos jóvenes estudiantes que quieren divertirse y ganarse un lugar dentro de su fraternidad en el último año de la universidad, dejando de lado la escuela y a las chicas por mantener su amistad. El punto en el que estos dos mundos chocan es cuando Buenos Vecinos despega, olvidando por momentos ese conflicto ante situaciones hilarantes y divertidas.

Con el control en un aparente descontrol, Stoller logra sacar escenas memorables que se desarrollan con gran naturalidad, esto gracias en gran parte al elenco que tiene a sus órdenes. La química que Rogen y Byrne tienen en pantalla se nota al momento de interactuar como un preocupado matrimonio, esto al mismo tiempo que vemos a Zac Efron en lo que posiblemente es el mejor papel de su carrera interpretando a un líder desmadroso que hace todo lo posible por ganar en una batalla un tanto estúpida pero que en función a la historia resulta completamente entretenida.

Dildos a medida, fiestas temáticas de Robert De Niro, condones usados, hongos alucinógenos y muchas fiestas hasta el amanecer caracterizan a Buenos Vecinos, una película que al igual que canciones como All Night de Icona Pop, Girls Girls $ de Theophilus London o Good Day de Nappy Roots contenidas en su soundtrack, no puede faltar en nuestro verano.

***+

Neighbors
Estados Unidos, 2014
Dir. Nicholas Stoller
con Seth Rogen, Zac Efron, Rose Byrne, Dave Franco, Christopher Mintz-Plasse
Duración: 96 minutos
Distribuye: Universal Pictures México

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: