Crítica - Paraíso


Paraíso
Dir. Mariana Chenillo

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

Una noche de Febrero de 2010, Cinco Días sin Nora (2008) se convertiría en la principal ganadora de la edición 52 de los Premios Ariel, recibiendo siete de los once galardones por los que competía incluyendo Mejor Película, Mejor Guión y Mejor Ópera Prima. La película, condenada por la mala suerte al olvido (su distribuidora, Z David Distribución, dejaría de existir seis meses después y su distribución en DVD fue poca) narraba la historia de un hombre judío que se enfrentaba al suicidio de su esposa y todas las complicaciones que vendrían después.

En su primer largometraje, la directora Mariana Chenillo exploraba los matices de familia convencional judía de una manera sobresaliente, se podía entender el enojo o la pena, se comprendía el actuar de los personajes. Cuatro años y dos cortometrajes después, Chenillo regresa con Paraíso (2014) una cinta en la que, si bien se nota su crecimiento como realizadora, no tiene la misma fuerza narrativa que su primer trabajo.

Carmen (Daniela Rincón) y Alfredo (Andrés Almeida) son una pareja de Ciudad Satélite. Cuando a Alfredo le es ofrecido un empleo en un banco de la Ciudad de México, el hasta ese momento feliz matrimonio deja atrás el "paraíso" de Satélite para iniciar una nueva vida en la capital del país. Sin embargo la ciudad y un estricto régimen de alimentación para bajar de peso, les atraería problemas a ambos, nuevos en el aspecto de reservarse un poco de comida y vivir en una gran metrópoli.

En 105 minutos, Chenillo, con una idea de Julieta Arévalo, se pone a contar otra historia de un determinado sector de la población. En este caso no es una familia judía de Polanco, sino una convencional familia con sobrepreso de lo que algunos podrían llamar la "hermana república de Satélite".  En principio la historia suena interesante y esta se desenvuelve sin mayores problemas, de hecho es el poco atrevimiento que tiene la escritora y directora al tocar algunos tópicos del matrimonio lo que la pueden hacer convenientemente menor. Paraíso no deja de ser nunca una ligera comedia romántica y nunca lo quiere dejar de ser, la frescura con la que se toca un rompimiento amoroso, casi de la nada como pasa en la vida real, o el difícil camino por lograr una meta como lo es bajar de peso, permite que nos sintamos cercanos a la película.

Valió la pena para poder ver otro filme de Chenillo en la gran pantalla. El crecimiento que la realizadora ha tenido es notable, al momento de dirigir a sus actores, al editar correctamente el filme y al rodearse de gente preparada; con la cámara de Yaron Orbach, encargado de la fotografía de Saber Dar (Please Give, 2010) de Nicole Holofcener, retratando puntualmente algunos aspectos de la Ciudad de México o mostrando en cada punto de Satélite a sus conocidas torres y con la música de Dario González Valderrama mezclada con canciones de Bon Iver o Alaska y Dinarama, en la supervisión de Lynn Fainchtein.

En cuanto al elenco, Daniela Rincón, una nueva aportación al cine nacional, es el alma de la película. Con sus gestos, sus movimientos y su sufrimiento al subir escaleras o negarse a probar un nuevo platillo es quien mejor se nota en la cinta, sin dejar de mencionar el trabajo de Andrés Alameida quien con varios kilos de maquillaje encima, contrapone su figura para entrar en los pantalones de la figura masculina en la casa y cumple. Los personajes secundarios, intepretados aquí por el imán de taquilla Luis Gerardo Méndez y Anabel Ferreira, hacen digerible a la trama con escenas hilarantes que acompañan el ¿Cuántos kilos bajaron?.

En Ni tú, ni Nadie, canción de la mexicana Olvido convertida en la española Alaska hay una estrofa en la que después de las mil campanas que suenan en el corazón y entender lo difícil que es pedir perdón se explica que "Ni tú, ni nadie nadie puede cambiarme". En Paraíso se muestra que sí hay quienes cambian, pero lo bueno es lo que viene después de eso, comprender si uno está ganando o esta perdiendo. Con Chenillo de regreso en el cine nacional, todos estamos ganando. 

***

Paraíso
México, 2014
Dir. Mariana Chenillo
con Andrés Alameida, Daniela Rincón, Luis Gerardo Méndez, Anabel Ferreira, José Sefami
Duración: 105 minutos
Distribuye: Videocine Distribución

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: