Crítica - Búsqueda Implacable 3


Taken 3
Dir. Olivier Megaton

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

Agosto, 2008: Había acabado la temporada de estrenos de verano en México y parecía que la cartelera no tendría nada nuevo que ofrecer. Ya habían estrenado Blockbusters como Iron Man, Meteoro (Speed Racer), Wall-E o Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal y tal vez el último apice de la temporada más emocionante para los cinéfilos llegaría con Una Guerra de Película (Tropic Thunder) a finales del octavo mes. Sin embargo y como un pequeño estreno, llegaría a nuestro país antes que en Estados Unidos, Búsqueda Implacable (Taken).

La cinta, dirigida por Pierre Morel y escrita por Luc Besson y Robert Mark Kamen, era una iniciativa fresca, donde la acción y su ya conocida historia se aceptaban con responsabilidad, ofreciendo una experiencia que poco a poco se iría ganando adeptos. A la exitosa película le vendría, como ya es costumbre con todo lo que funciona en el negocio del cine, una desafotunada secuela que repetiría la trama y degradaría la ingeniosa fórmula que había conformado la cinta original al agregar a Olivier Megaton como el responsable de la dirección del filme.

En Búsqueda Implacable 3 (Taken 3, 2015), el ex-agente especial Bryan Mills (Liam Neeson) tiene que escapar de la policía quién lo investiga por el asesinato de su ex-esposa (Famke Janssen). En el camino hacía la justicia, Mills tendrá que convencer a su hija (Maggie Grace) y al jefe de la policía (Forest Whitaker) de su inocencia y perseguir a los responsables de su situación. Contrario a la primera cinta, donde Mills viajaba a Europa para rescatar a su hija de una banda de trata de blancas o de la segunda entrega, donde nuevamente en Europa se enfrentaba al padre del líder de la banda de la primera película, que en esta ocasión había secuestrado a su ex mujer, Taken 3 rompe con la trama de la abducción y recurre al gastado juego del gato y ratón policíaco. Lo curioso es que ni siquiera el héroe de acción otoñal en el que se ha convertido Neeson, en parte causado por el impacto de Búsqueda Implacable, puede rescatar a este pésimo trabajo.

Escrita a cuatro manos por Besson y Kamen, el filme comete un gran error al limitar por completo a su personaje principal. Del Mills que había escuchado como secuestraban del otro lado del mundo a su hija y fríamente amenazaba por teléfono a su captor, sólo queda el nombre (y el actor que lo interpreta); en esta entrega el personaje se ve orillado a repetir situaciones con soluciones burdas (el escape cual Houdini o el yogurt nauseabundo, con menciones de honor). El predecible guión es una de las piedras en el zapato de esta cinta, sin embargo la peor y más grande estocada vendría desde la silla del director.

Megaton, seguro amante de los sin sentidos, realiza un trabajo vulgar con este filme. Explosiones por todos lados, peleas mal coreografíadas y un nulo sentido de la acción entre cortes de cámara intempestivos y ángulos extraños. ¿En qué momento se convirtió esto en un mal ejemplo de cómo filmar una escena de acción?. Además de Neeson, quien ya demostró que puede evitar la caída de un avión, entrenar a Batman o ser el mentor de Obi Wan Kenobi, regresan al reparto Maggie Grace, quien encuentra al fin una excusa para tener cara de niño regañado durante todo el filme y Famke Jannsen, que no hace mucho en el fin de la saga. Vale la pena destacar a Forest Whitaker ya que si alguno de ustedes quería verlo miscast, esta es su oportunidad.

Con un "Todo termina aquí", Búsqueda Implacable 3 promete ser la última de una serie de películas que nunca debió existir. Fiel al espíritu de la primera Búsqueda Implacable, ojalá Neeson vaya tras los que secuestraron la originalidad de la franquicia. Ojalá, que tampoco con ellos tenga piedad.

+

Taken 3
Francia, 2015
Dir. Olivier Megaton
con Liam Neeson, Forest Whitaker, Maggie Grace, Famke Janssen
Duración: 109 minutos
Distribuye: 20th Century Fox México

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: