Crítica - Francotirador


American Sniper
Dir. Clint Eastwood

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

Cuando el tráiler de Francotirador (American Sniper, 2014), la más reciente película de Clint Eastwood llegó a los cines, la sensación que el adelanto producía era algo difícil de describir. En tan solo dos minutos, Eastwood y un notablemente robusto Bradley Cooper, atrapaban a cualquiera que haya observado el primer avance en una sala de cine. Ubicándose en un desolado Irak, el tráiler mostraba a un soldado americano empuñando una larga arma. Tropas americanas avanzaban entre escombros y un pesado tanque rompía todo lo que encontraba en su camino. La mira del francotirador Chris Kyle rodeaba el lugar hasta llegar a un hombre que sospechosamente hablaba por celular. El soldado apuntando su arma desde lo alto de un destruido edificio notificaba a sus superiores sobre el evento, obteniendo como respuesta "si crees que está reportando el movimiento del equipo, tienes luz verde. Tu decisión". La mira del soldado bajaba a la puerta y observaba a una mujer y un niño saliendo del edificio y moviéndose hacia el convoy. La edición del tráiler mostraba escenas de la vida del hombre que ahora apuntaba mientras se intercalaba con la acción, una agitada respiración y el sonido de su corazón. La mujer saca una granada rusa de su vestimenta y se la da al niño quien corre a toda velocidad hacia el grupo de soldados, mientras Kyle lo tiene en la mira y pone su dedo sobre el gatillo. La acción se corta y el espectador está más que atrapado. Es una lástima que esa escena sea sacrificada en aras de una tramposa trama en el producto final, pues American Sniper no puede ser más que el retrato fílmico de un mal llamado héroe de guerra.

Basada en la autobiografía de Kyle, el filme explora tres momentos importantes en la vida del soldado. Su ingreso a las fuerzas armadas después de fracasar como vaquero, su relación con Taya (Sienna Miller) a quien después convertiría en su esposa y sus cuatro viajes a Irak donde se convirtió en el francotirador más letal en la historia del ejército de los Estados Unidos sumando más de 160 víctimas y el apodo de leyenda.

Con guión de Jason Hall, American Sniper podría haber sido una mala película sobre un personaje del cuál no valdría la pena hablar. Mentiroso por convicción, con la nula educación que requiere enfrascarse en una guerra para defender "al mejor país del mundo" después de que su plan de ser un vaquero texano se rompió, Chris Kyle bien pudo ser el perfecto ejemplo de lo que la peor sociedad americana representa y con un tratamiento tan burdo como su capacidad de pensamiento, retratada fielmente en su libro, la película pudo ser un desastre. Afortunadamente cuando Eastwood toma el proyecto este se salva, en primera instancia por tener el crédito del también director de Mystic River y The Unforgiven al frente de su producción.

En su patriótico retrato sobre un héroe de guerra, Eastwood entrega en producto entretenido pero sin mucho que ofrecer. Al igual que en la biografía, la cinta se enfoca en mostrar eventos pero no se profundiza en ellos; vemos balas perforar cuerpos de - por naturaleza - malvados extremistas religiosos en contra del ejército americano enviado a salvar a un país que necesitaba ser salvado, vemos a Kyle regresando profundamente perturbado de la guerra y como su comportamiento está destruyendo su recién formada familia, lo vemos regresar al país necesitado y ganarse el odio de los malos árabes, quienes ya le han puesto un precio a su cabeza, regresa a su casa dispuesto a ser un mejor padre y un mejor esposo. El director no se detiene en intentar explicar el por qué de su comportamiento, la razón de su desequilibrio y mucho menos como este se queda en el pasado.  Lo que vemos son balas, son gestos de un desconocido Bradley Cooper y villanos casi de película western en la que sus radicales acciones se justifican solo en que así son. Sin matices ni contrastes, Eastwood realiza una película hueca pero cautivadora en aspectos técnicos (Salvo por ese bebé del que ya todos conocemos su historia).

Y entonces, llega el final donde restos de noticieros y videos amateur inundan la pantalla, Eastwood justifica y glorifica a su protagonista; al final de cuentas Eastwood no es más que una talentosa versión de lo que tanto se pudo haber criticado en su filme. Después de hablar con Barack Obama en una silla invisible, Eastwood retrata a su país y su gente en una versión a la "Rápido y Furioso" de la guerra que se queda lejos en intenciones e incluso de otros trabajos como The Hurt Locker o Zero Dark Thirty. Bienvenidos los balazos, adiós al discurso; que dispare el peor.

**

American Sniper
Estados Unidos, 2014
Dir. Clint Eastwood
con Bradley Cooper, Sienna Miller, Luke Grimes, Jake McDorman
Duración: 132 minutos
Distribuye: Warner Bros. Pictures México

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: