Crítica - Bienvenidos al Ayer


Project Almanac
Dir. Dean Israelite

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

En cierta escena de Bienvenidos al Ayer (Project Almanac, 2014), dos de los protagonistas se encuentran con un muro lleno de deseos a cumplir antes de morir; mientras unos piden enamorarse o ganar la lotería, un hábil participante escribe "viajar en el tiempo". No es coincidencia que las respuestas a esa típica pregunta, también sean elementos de la trama de la ópera prima del realizador Dean Israelite, pues Bienvenidos al Ayer funciona gracias a que cumple en una entretenida forma los deseos del público al que está dirigido.

David (Jonny Weston) es un inteligente estudiante de preparatoria que ha creado un experimento ideal para poder entrar al M.I.T. con una beca. Después de ser aceptado en la prestigiosa universidad pero con ayuda económica limitada, David deberá hacer todo lo posible por cumplir su sueño y evitar que este sea el motivo de más problemas para su familia. Sin embargo, puede que la respuesta no sea necesariamente vender la casa y mudarse lejos, pues David y su hermana Christina (Virginia Gardner) encuentran los planes de una máquina del tiempo, ideada por su padre. Ahora los hermanos y un grupo de amigos podrán asistir a cualquier punto en las últimas tres semanas y cambiar los hechos a su bien.

En su primer proyecto como guionistas, Andrew Deutschman y Jason Pagan recurren a muchos escenarios comunes para poder ubicar su filme, como casi cualquier película sobre adolescentes escolares, sin embargo y al más puro estilo de algo que bien podríamos titular como "el turno de los nerds", son sus personajes quienes terminan siendo más interesantes que el filme en si. Project Almanac no aguanta un análisis sobre sus bases narrativas tampoco saldría victoriosa si hablamos de la técnica de Israelite o del argumento lleno de clichés de Deutschman y Pagan; de hecho lo mejor es no caer en ese análisis pues uno se estaría perdiendo de la diversión que involucra ver a un grupo de inadaptados viajando por el tiempo para salvar su estatus.

Sin caer en pretensiones o en la eterna búsqueda de un significado que termina siendo un tema banal, la producción de Michael Bay (y vaya que se nota su desproporcionada participación) se limita a mostar una serie de situaciones exitosas para el quinteto de outsiders: caer enamorados, ganar la lotería y gastar el dinero en tonterías o ir a Lollapalooza a ver a Imagine Dragons y dedicar una canción de Atlas Genius. Fantasías juveniles retratadas en entre saltos en el tiempo; todas estas utópicas situaciones son retratadas por la handycams y cámaras go pro de sus protagonistas, al fin alguien le ha encontrado un entretenido uso al found footage.

Sin los alcances en historia de la saga de Volver al Futuro (Back to the Future) y Asesino del Futuro (Looper), incluso quedando lejos de Poder sin Límites (Chronicle) y Proyecto X (Project X), ambas cintas donde la técnica que hiciera famosa The Blair Witch Project y revitalizara Paranormal Activity estaba mejor argumentado dentro de su original guión; Bienvenidos al Ayer se queda solo como un entretenido ejercicio que sin duda pudo quedar mejor. Tal vez en un futuro (¿o será en un pasado?) se pueda perfeccionar lo que el filme quiso ofrecer y el espectador tenga un ejercicio redondo frente a su pantalla, aunque no hay que dudar que Project Almanac resulta ser divertida y aventurera, toda una sorpresa.

**+

Project Almanac
Estados Unidos, 2014
Dir. Dean Israelite
con Jonny Weston, Sofia Black-D'Elia, Sam Lerner, Virginia Gardner
Duración: 106 minutos
Distribuye: Paramount Pictures México

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: