Buena suerte, Ricaño


El dramaturgo mexicano más importante de los últimos años regresa al teatro con Hotel Good Luck, protagonizada por Luis Gerardo Méndez.

La lluvia caía en la Ciudad de México y aún así la calle de Villalongín tenía más actividad que nunca. Una larga fila salía de las puertas del Teatro Benito Juárez y recorría la banqueta que acompañaba a los autos casi detenidos. Era la última función de El Amor de las Luciérnagas, una pequeña obra que llegaba a su fin después de tres temporadas en tres distintos teatros de la capital mexicana. La reacción del público asistente no era para menos, el trabajo desarrollado por el joven dramaturgo Alejandro Ricaño bien valía la espera, la mojada y principalmente el someterse a un viaje emocional en escena. 

Ricaño, nacido en Veracruz en 1983, ha conquistado a los espectadores y a la crítica con sus obras sencillas en apariencia pero potentes ante el corazón. Una pequeña puesta con poco presupuesto y montada entre amigos sería el inicio de la prominente carrera del dramaturgo. Con Más Pequeños que el Guggenheim, sobre dos autores becados que viajan a España a montar una obra de teatro incompleta, Ricaño fue ovacionado y reconocido con el Premio Nacional de Dramaturgia Emilio Carballido (2008). Ya en el DF, el escritor montó Fractales (Premio Nacional de Dramaturgia Víctor Hugo Rascón Banda), El Amor de las Luciérnagas, Cada vez nos Despedimos Mejor, espectáculo protagonizado por Diego Luna y el monólogo a tres voces Un Hombre Ajeno, con José María Yazpik, Osvaldo Benavides y Adrián Vázquez

Sin embargo, el dramaturgo mexicano más importante de los últimos años se enfrenta a un reto mayúsculo con el estreno de su nueva obra Hotel Good Luck, protagonizada por Luis Gerardo Méndez y producida por INK Teatro.

La noche que muere su perro, Bobby sueña con un portal a un universo paralelo escondido en su refrigerador, al cruzarlo se descubre en el Hotel Good Luck en un universo donde su perro no está muerto pero sus padres sí. Con la ayuda de su mejor amigo, Larry Tocino, psicoanalista y físico cuántico por las noches, Bobby emprende un viaje de un universo paralelo en otro tratando de evitar la muerte de todas las personas que ama.

Dicho en palabras de sus responsables "Hotel Good Luck es una historia que busca reconciliarnos con la vida, a través de reconciliarnos con la muerte. Es una obra sobre el amor en sus distintas formas. Es una obra sobre el abandono, la necesidad de soltar y la necesidad, sobretodo, de aceptar que solo estamos aquí de paso y que, por eso, hay que estar de la mejor manera." 

La escenografía de Sergio Villegas y la música original de Pablo Chemor enmarcan esta historia curiosamente absurda y muy interesante. Sin mencionar la participación de Luis Gerardo Méndez, quizá el actor más reconocido en la escena mexicana hoy por hoy, como el genuino protagonista de la historia. 

"El Teatro en México está mejor porque ya estamos desechando ese modelo viejito de dirigir únicamente a los clásicos... Contamos nuestras propias historias y formamos teatro nacional" decía el autor a principios del año pasado. Con Hotel Good Luck, Ricaño confirma eso; el Teatro en México está viviendo uno de sus mejores momentos y es cuestión de tiempo antes de ver más filas esperando bajo la lluvia con tal de ver una obra de Ricaño, sin duda la espera valdrá la pena.

   - Hotel Good Luck inicia temporada el 6 de Noviembre en el Teatro Milán.  Además iniciará gira por el país el 3 de Noviembre, tocando lugares como Texcoco, Mérida, Veracruz, Puebla, Tijuana, Chihuahua, Juárez, Pachuca, León, Morelia, Guadalajara, Querétaro, Monterrey, San Luis Potosí, Xalapa y Los Angeles, Chicago y Nueva York en Estados Unidos.

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: