Crítica - Dioses de Egipto


Gods of Egypt
Dir. Alex Proyas

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

Hay desastres que se ven venir. Gracias a la tecnología puede pronosticarse la fuerza con la que un huracán golpeará las costas, el obvio desgajamiento de un cerro se puede medir debido a múltiples cambios en el ambiente, etcétera. En el cine también se pueden adivinar los desastres que vendrán con sólo mirar el trailer. No es juzgar a un proyecto por su mínima expresión, incluso en esos dos minutos de venta lo que se ofrece se supone es lo mejor de la película, sin embargo si puede ser un tanto previsible que tan catastrófica puede ser la experiencia del espectador al someterse ante una pantalla grande con ese primer vistazo. Con Dioses de Egipto (Gods of Egypt, 2016), el caos era evidente desde su material promocional (vean nada más la serie de posters en el que cada uno es peor que el anterior), aún así pocos podíamos imaginar semejante calamidad fílmica contenida en más de dos horas.

En uno de los clips virales más conocidos del programa Last Week Tonight with John Oliver de HBO se burlaban de como el "Hollywood Whitewashing" había hecho que un hombre inglés y otro australiano pudieran haber interpretado a dos reyes egipcios en Éxodo: Dioses y Reyes o a un escocés de barba prominente a un Dios en la nueva cinta de Alex Proyas. Resulta curioso que la selección del elenco es quizá el error menos notable, no se confundan aún no hay respuesta a por qué Geoffrey Rush tomó ese papel o por qué Brenton Thwaites sigue trabajando como actor, pues entre ese despliegue de efectos especiales baratos y una historia que es peor de lo que suena, el quién interprete a una figura tan intrascendente como lo puede ser un montículo de arena, es lo de menos.

*

Gods of Egypt
Estados Unidos, 2016
Dir. Alex Proyas
con Gerard Butler, Nikolaj Coster-Waldau, Geoffrey Rush, Brenton Thwaites
Duración: 127 minutos
Distribuye: Corazón Films México

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: