Crítica - Cuando las Luces se Apagan


Lights Out
Dir. David F. Sandberg

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

Dentro de esa nueva ola de películas de género, donde James Wan y sus "Conjuros" han conquistado a la crítica y al público manteniendo el estilo de las películas de terror de antaño, sorprende encontrarse un proyecto como Cuando las Luces se Apagan (Lights Out, 2016), ópera prima del director David F. Sandberg, que surge del mundo del cortometraje y en su paso a la larga duración, explora uno de los temores más recurrentes del ser humano: el miedo a la oscuridad.

Rebecca (Teresa Palmer) se ha apartado de su madre después de los problemas que tuvo con ella después de la muerte de su padre, sin embargo, la joven deberá regresar a su hogar cuando regresa Diana, un extraño ente que ataca a su hermano pequeño (Gabriel Bateman) en la oscuridad. Todo, bajo la tutela de la madre de ambos (Maria Bello), una desequilibrada mujer que podría estar detrás de la aparición de esa misteriosa mujer.

Tomando como idea principal el cortometraje Lights Out, lanzado en el 2013 y retumbando en línea desde entonces, el filme destaca gracias a la concepción de la figura antagónica. En el guión, escrito por Eric Heisserer, el mismo autor que retomó a Freddy Krueger en el afortunado reboot Pesadilla en la Calle Elm, la premisa del corto de tres minutos se mantiene e incluso homenajea en sus primeros minutos de duración, sin embargo, esta versión larga abunda en un tema que da profundidad a la historia: la soledad y desequilibrio mental de una madre y como la oscuridad funciona como un elemento más para el terror psicológico de cualquier persona. Dejando de lado a las figuras paranormales, Cuando las Luces se Apagan explora los miedos y arrepentimientos de una madre (con una muy correcta Maria Bello) y la fuerza de una joven al enfrentarse a ella y su espectral amiga defendiendo a su hermano.

Por si fuera poco Sandberg no se limita en ofrecer su ambiciosa trama en una película modesta. Con una hábil participación del director de fotografía Marc Spicer, el cineasta novel ejecuta con cuidado cada una de las escenas donde enfrenta al personaje principal (bien Teresa Palmer) con su adversario, ya sea en la oscuridad de un sótano, en la tranquilidad de su casa contra el deseo de quedarse de un novio entregado o cuando entra a las penumbras de su casa y los fantasmas familiares, literal y metafóricamente hablando, comienzan a salir.

Es evidente que no estamos ante una cinta que marque un antes y un después en el género, pero en una época en la que las películas parecer estar encaminadas a lo mismo, Lights Out figura con su metáfora. En un acercamiento más comercial al presentado en It Follows, David F. Sandberg debuta con fuerza y cumple en su difícil misión, recordarnos un miedo que todos vencemos al entrar en una oscura sala de cine; un par de gritos y brincos están más que asegurados.

***

Lights Out
Estados Unidos, 2016
Dir. David F. Sandberg
con Teresa Palmer, Maria Bello, Gabriel Bateman, Alexander DiPersia
Duración: 80 minutos
Distribuye: Warner Bros. Pictures México

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: