Crítica - Un Golpe con Estilo


Going in Style
Dir. Zach Braff

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

Hay ideas que siempre suenan interesantes y poner a un grupo de adultos mayores a hacer unas serie de cosas atípicas para su edad, ya sea irse de fiesta, salir de aventura, regresar a sus trabajos habituales, drogarse o robar un banco, es una de ellas. Aunque la idea se ha explorado hasta el cansancio en proyectos como Last Vegas, Stand Up Guys o hasta la mexicana Los Inadaptados, los estudios saben que esta todavía tiene cierto grado de frescura y así llega Un Golpe con Estilo (Going in Style, 2017), remake de la película homónima de 1979, donde tres ancianos (o personas de la tercera edad para los más respetuosos) deciden tomar venganza contra el sistema robando un banco.

Después de trabajar por decenas de años para una fábrica en cierre, tres ancianos en retiro (Michael Caine, Morgan Freeman y Alan Arkin) se enfrentan a un terrible escenario. Con la posibilidad de perder todo, el trío de amigos estudian una oportunidad que podría salvarlos del desamparo: robar una de las sucursales del banco que se ha quedado con su sistema de pensiones.

Dirigida por Zach Braff, con guión de Theodore Melfi (responsable del hit, Hidden Figures), la película avanza entre chistes a modo y un planteamiento básico que abarca cualquier tópico propio de la edad de los protagonistas: la soledad, el peso de la edad, la ausencia de sexo y hasta el tardío primer contacto con la marihuana, en una escena que dicho sea de paso ejemplifica el cambio generacional que ha habido sobre el tema en los Estados Unidos. Con sólo eso, la película tiene para apenas cumplir con sus aspiraciones, entretener a lo largo de 96 minutos.

Desde su planteamiento, el argumento ofrece una leve mirada crítica al comportamiento de la banca en el país más poderoso del mundo: entidades frías que responden sólo a sus intereses; Melfi y Braff no lo hacen en un reclamo a la Michael Moore, sino en una puesta cómica de menos de tres minutos donde todo queda más que claro. Gracias a ese toque, sorpresivo para un director que debuta en el cine comercial después de un par de películas hipster (sic autocrítico) sobre la entrada a la madurez, la película alcanza otro nivel del esperado y se convierte en una película avanzada, aún para el tema que trata.

Otro de los aspectos que salvan al filme, quizá esto lo más visible, es su encantador elenco, liderado por Michael Caine, Morgan Freeman y Alan Arkin. El trío protagónico entrega su vitalidad a la historia, a cada chiste, por muy malo, bueno o regular que estos sean, a la comedia física y al ligero drama de la distancia y el valor de la amistad; Caine, Freeman y Arkin (tres solemnes ganadores del Oscar) destacan por su química y su valor frente a la pantalla. Pocos como ellos para llevar una película de este tipo.

***

Going in Style
Estados Unidos, 2017
Dir. Zach Braff
con Michael Caine, Morgan Freeman, Alan Arkin, Matt Dillon
Duración: 96 minutos
Distribuye: Warner Bros. Pictures México

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: