Crítica - Yo soy la Felicidad de este Mundo


Yo Soy la Felicidad de este Mundo
Dir. Julián Hernández

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

Julián Hernández es, sin lugar a dudas, uno de los nombres más importantes en la cinematografía nacional contemporánea. Con sus primeros largometrajes, el prolífico cineasta había demostrado ser un potente creador de imágenes interesado en atrapar y, por qué no, conmocionar con su trabajo, desafortundamente en su penúltimo filme estrenado comercialmente en nuestro país, la malograda Rabioso Sol, Rabioso Cielo, el director había adoptado con tranquilidad un pretencioso toque que terminó por arruinar su arriesgada, pero vacía propuesta. Después de tres años de espera, Hernández se puede redimir con el público con Yo soy la Felicidad de este Mundo (2014), su película más accesible.

Con una evidente maestría técnica, apoyada en la fotografía de Alejandro CantúYo Soy la Felicidad de este Mundo cuenta la historia de Emiliano, un experimentado director de cine, famoso en el medio por sus aventuras sexuales detrás de las cámaras. Durante la filmación de un documental de danza, Emiliano conoce a Octavio, un joven bailarín del que se enamora perdidamente. Sin embargo, la relación podría o no funcionar, ya que la pasión y el cariño que ambos han desarrollado se podría perder cuando el genio de ambos sale a flote. 

Con un guión mesurado, Hernández filma una catártica historia de amor que se entrelaza con la funcional mente fílmica de sus protagonistas. Ágil y dedicado a, una vez más, llevar a su expresión más bella el amor entre dos personas, Hernández se deja de juegos metafóricos y pule lo que podría ser su historia más “amigable” y también la más redonda. 

Con un estupendo trabajo por parte de Hugo CatalánAndrea Portal y Gabino Rodríguez (callado y brillante al mismo tiempo), Yo soy la Felicidad de este Mundo mezcla la realidad con la fantasía, la pasión con el amor, la cotidianidad y la delicadeza cinematográfica; todo en un entorno visualmente llamativo, algo que beneficia al argumento principal e incluso a aquel momento en el que una muestra del talento del director se hace presente en forma de un filme dentro del mismo filme.

El cine de Hernández podrá no gustarle a muchos, de hecho la invariable etiqueta “no es para todos” acompaña perfectamente a cualquiera de sus trabajos, pero siempre será refrescante encontrarse con una película que contenga su nombre en los créditos. Por cierto, anoten esa secuencia en la que dos amantes cantan inspirados Dos de José José como una de las mejores que nos ha dado una pantalla grande en los últimos meses.

***

Yo Soy la Felicidad de este Mundo
México, 2014
Dir. Julián Hernández
con Hugo Catalán, Alan Ramírez, Gabino Rodríguez, Andrea Portal
Duración: 115 minutos
Distribuye: Corazón Films México

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: