Crítica - Tomb Raider: Las aventuras de Lara Croft

18:00


Tomb Raider
Dir. Roar Uthaug

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

El cine era un ente completamente diferente cuando la primera película basada en la saga de videojuegos noventera Tomb Raider llegó a las pantallas grandes. Las consolas de entretenimiento vivían un tardado boom, del que aún en estas fechas no podemos recuperarnos, y los estudios habían decidido dejar atrás tropiezos - como las adaptaciones cinematográficas de juegos como Mario Bros, Mortal Kombat y Street Fighter - para enfocarse en la nueva oleada de productos que llegaban a los mercados, específicamente al brutal PlayStation, parte medular en la vida de todo gamer nacido después del periodo de gloria de Atari y Nintendo. Uno de esos primeros proyectos, que sería acompañado el mismo año por Final Fantasy y seguido por Resident Evil, fue Lara Croft: Tomb Raider, una versión tan fiel al juego de vídeo en el que se inspiraba que incluso mantenía sus mismas debilidades; al final era solo una fantasía donde una mujer exuberante se enfrentaba a pruebas relativamente complicadas en un ámbito absurdo. Hoy, a casi 18 años del lanzamiento de esa primer cinta protagonizada por la espectacular Angelina Jolie, llega a las pantallas grandes Tomb Raider: Las aventuras de Lara Croft (Tomb Raider, 2018), una película que intenta ofrecernos una heroína digna de nuestros de tiempos, sin lograr resultados más allá de lo ordinarios.

Escrito por Geneva Robertson-Dworet y Alastair Siddons, notablemente inspirados en el juego Tomb Raider de 2013, este innecesario reebot cinematográfico plantea los orígenes de la joven del título antes de convertirse en la aventurera que dispara dos armas al mismo tiempo y brinca grandes distancias sin despeinarse o lastimarse siquiera un poco (un Lara Croft antes de ser Tomb Raider, por decirlo de una forma más coloquial). Huérfana desde que su padre, el magnate Lord Richard Croft (interpretado patéticamente por Dominic West) se perdió en una misión en las aguas de Asia, la joven Lara Croft (Alicia Vikander) ha mantenido bajo perfil, se ha alejado de la compañía familiar y habitado en los barrios bajos de Londres, trabajando como repartidora de comida rápida en bicicleta. Sin embargo, cuando una pista que podría dar con el paradero su padre surge entre el papeleo de su padre, Croft deja todo atrás para embarcarse en una aventura de la que incluso no podría salir viva.

Como hija innegable del cine de Christopher Nolan, que dicho sea de paso marcó al gran cine comercial desde el estreno de su destacable trilogía de Batman, esta entrega repite todos los pasos dictados por la primera película de lo que se espera sea una larga franquicia: presenta al personaje en un contexto fuera de lugar para después de una gratuita anagnórisis llevarlo a su cometido, ya sea vengar la muerte de sus padres al combatir el crimen en su ciudad, librar a la Tierra de una amenaza de su planeta extinto o convertirse en una aventurera improvisada al viajar a una isla que no figura en un mapa sólo para encontrar a su padre. Esta fórmula denota su desgaste aquí, cuando después de un buen planteamiento, la película cae estrepitosamente en lo que debería ser su gran momento.


Después de un par de escenas de persecución, repartidas en su primera hora de duración, desarrolladas con inteligencia por el director noruego Roar Uthaug, especialmente aquella donde una carrera en dos ruedas toma las calles de la capital inglesa, la película cae en un bache dramático donde su absurdo esqueleto sale a la luz y se vuelve un filme ordinario como aquellos en los disparos que suenan en las bocinas del cine suelen ser tan accidentados como la cinta en sí. Afortunadamente, hay algo que impide que esta película sea el desastre que se preveía, y eso es la construcción de su heroína, interpretada con creces por Vikander, ganadora del Oscar a Mejor Actriz de Reparto en camino a convertirse en una gran estrella del cine mainstream.

**+

Tomb Radier
Estados Unidos, 2018
Dir. Roar Uthaug
con Alicia Vikander, Daniel Wu, Walton Goggins, Dominic West
Duración: 122 minutos
Distribuye: Warner Bros. Pictures México

Otras entradas que también podrían gustarte

0 comentários

Comenta en El Proyector MX:

Contacto

Lo Mejor del Año


2017 - Dunkerque / La La Land: Una historia de amor
2016 - Animales Nocturnos
2015 - Whiplash: Música y Obsesión
2014 - Birdman o la Inesperada Virtud de la Ignorancia
2013 - Amour
2012 - Tenemos que hablar de Kevin
2011 - Medianoche en Paris
2010 - Red Social
2009 - Up: Una Aventura de Altura
2008 - Batman: El Caballero de la Noche

El Proyector MX en Dónde Ir