Crítica - Gravedad


Gravity
Dir. Alfonso Cuarón

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

La doctora Ryan Stone (Sandra Bullock) y el veterano astronauta Matt Kowalsky (George Clooney) quedan atrapados en el espacio exterior después de que una lluvia de basura espacial destruyera la nave Explorer, donde ellos viajaban. Con la única esperanza de establecer comunicación con la tierra, ambos emprenden un viaje hacia la estación espacial internacional, pero deberán ser rápidos ya que difícilmente podrían sobrevivir más tiempo en el espacio; un lugar donde la vida es imposible.

La tranquilidad abismal que corre en los primeros minutos de Gravedad (Gravity, 2013), el mas reciente trabajo del director mexicano Alfonso Cuarón, será también una característica del desenvolvimiento del realizador en el filme, una cinta redonda donde gracias al soberbio trabajo técnico involucrado, el cine rompe una vez más la barrera de lo posible y lo imposible.

El principal problema al que se enfrenta el filme se supera, pero no de la mejor manera posible. Presentar durante noventa minutos una historia de supervivencia donde solo existe un único escenario y una única protagonista, es un aspecto que el director y su hijo, Jonás Cuarón, arreglan con una trama sencilla, sin mayor complicación, sin explicaciones, ni tiempos muertos. Su sencillez al momento de "adaptar la metáfora" puede tener dos vertientes, cumplir sin mayor pretensión, pero dejarnos con hambre de más. Es ahí donde el realizador hace gala de sus dotes como creador de historias, inserta angustia y desesperación al llevar a sus personajes a una situación extrema. Envuelta en un festín de grandes objetos flotando, hay una historia humana, un thriller exasperante pero con mucho corazón.

La experiencia formada con la cinta, es algo pocas veces visto en el cine, así como puede ser asfixiante puede ser esperanzadora, y eso depende en gran medida de la actuación de Sandra Bullock, quien se limpia toda acusación de un prestigio inmerecido, como una sobreviviente cuya vida pende de un hilo (o mejor dicho de una estructura y un cable). Bullock ofrece dos grandes momentos a lo largo de la cinta, re interpreta una escena básica de 2001: Odisea del Espacio (2001: A Space Odyssey, 1968) y se convierte en el eje principal del drama, en una actuación efectiva.

Gravedad es técnicamente impecable. Cuarón reune elementos recurrentes en su filmografía, la fotografía de Emmanuel Lubezki y los extensos planos secuencias; mientras recurre a nuevas técnicas que le dan veracidad al filme, iluminación especial para simular la oscuridad y luz en el espacio, cámaras de gravedad cero y un espléndido uso de la tercera dimensión; la película debe de verse en 3D y en pantalla IMAX tal y como fue ideada. El sonido y su edición es espectacular, embonan elementos físicos y respetan las normas espaciales. En cuanto a efectos especiales, Gravedad viene a hacer lo que filmes como la trilogía de El Señor de los Anillos (The Lord of the Rings; 2001, 2002, 2003), Avatar (2009) y Una Aventura Extraordinaria (Life of Pi, 2012) hicieron en su momento, innovar la forma de contar una historia, convirtiendo a los recursos técnicos en un elemento principal.

Es claro que Gravedad será un fuerte contendiente en los Oscars, en los Globos de Oro y prácticamente en cualquier ceremonia de premiación, así como es claro que se estará hablando de la película por mucho tiempo, por lo menos hasta que haya otro fenómeno de este tamaño. Las dificultades a las que Cuarón se enfrentó para llevar Gravity a la pantalla grande, se pagan con creces con el resultado final; lo único que nos queda como espectadores es sentarnos en nuestra butaca y disfrutar de una de las mejores películas del año, posiblemente, la mejor.

****

Gravity
Estados Unidos, 2013
Dir. Alfonso Cuarón
con Sandra Bullock & George Clooney
Duración: 90 minutos
Distribuye: Warner Bros. Pictures México

Película Nominada al Oscar 2014 
Función inaugural del 11vo Festival Internacional de Cine de Morelia

Otras entradas que te podrían gustar

1 comentarios

Comenta en El Proyector MX: