Crítica - Gloria


Gloria
Dir. Sebastián Lelio

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

Gloria (Paulina García) es una mujer soltera de 58 años. Tiene tiempo divorciada, sus hijos no son tan apegados a ella, su trabajo es regular y su salud visual va poco a poco empeorando. Sin embargo, su vida da un giro cuando conoce a Rodolfo (Sergio Hernández), un hombre divorciado de 65 años con el que comienza a salir.

En el cine se pueden encontrar pocas películas con una temática como la que trata la cinta chilena Gloria (2013), del director Sebastián Lelio. Las que la tratan se pueden ir por el lado de la comedia o al otro extremo, el del drama melancólico. Gloria, sin dejar de ser una mezcla bien llevada de ambas, es una catártica lectura sobre dos de las preocupaciones del ser humano; la edad y la soledad.

Con un sólido guión escrito por Lelio y Gonzalo Maza, la cinta toca fibras muy delicadas en la vida de su personaje principal; su marido tiene una nueva mujer, sus hijos mientras viven su vida se olvidan de ella y cuando parece que se ha reencontrado con el amor, este le juega hasta lastimarla. Pero su personaje permanece ahí, golpeada por situaciones propias y externas. La trama es accesible y es realista; cualquiera puede ser Gloria y Gloria puede ser cualquiera.

Un Chile envuelto en protestas sociales, la crisis de la edad adulta y muchos problemas más sirven para contar un retrato femenino profundamente íntimo. Lelio, argentino por nacimiento, ocupa planos y acercamientos para lucir el mayor acierto de su cinta; su protagonista.

Sin necesidad de trasladarla a un escenario caótico y extremo, Paulina García entrega en la, desgastada, mirada de Gloria una actuación profundamente humana. Una mujer que se sabe sola, que se ilusiona, decepciona y redime, iniciando de cero una, dos y hasta tres veces más. García es el personaje y es la película.  Además de García, Sergio Hernández en el papel del esporádico pero esperanzador amante de Gloria ofrece una actuación correcta, apegándose al papel, con preocupaciones y alegrías.

Las escenas, fotografías de buena manera por Benjamín Echazarreta, son aderezadas por una estupenda selección musical que va de canciones contemporáneas al papel protagónico, a otras que encajan perfectamente con la historia.

Al final, Gloria termina perdida en su vida, pero tiene la oportunidad de empezar de nuevo con Gloria de Umberto Tozzi de fondo, prometiendo un futuro esperanzador o por lo menos, el que se merece la heroína de la vida cotidiana a la que acabamos de acompañar por 109 minutos. Ahí esta clave, en su redención, escribirá su historia con la palabra Gloria.

***+

Gloria
Chile, 2013
Dir. Sebastián Lelio
con Paulina García, Sergio Hernández, Coca Guazzini, Diego Fontecilla
Duración: 109 minutos
Distribuye: CANANA Presenta

Película programada en la 55 Muestra Internacional de Cine (Cineteca Nacional)

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: