Crítica - Se Levanta el Viento


Kaye Tachinu | The Wind Rises
Dir. Hayao Miyazaki

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

Totoro, la princesa Mononoke, Ponyo, un castillo vagabundo y Chihiro; a lo largo de treinta y cinco años el realizador japonés Hayao Miyazaki se encargó de animar y darle vida a personajes e historias sin igual y ahora con un filme melancólico el cineasta pone punto final a su carrera como director. Con 125 minutos de duración,  Se Levanta el Viento (Kaye Tachinu | The Wind Rises, 2013) es el viaje de dos héroes dentro y fuera de la pantalla, hacía la inmortalidad.

El pequeño Jiro Hirokoshi tiene un gran sueño: volar por los aires japoneses en alguna de esas grandes maravillas llamadas aviones, sin  embargo su dañada vista parece ser su principal enemigo a vencer. Después de sobrevivir y ayudar a una pequeña niña en el terremoto de Kanto en 1923 y aún siguiendo con su pasión, Jiro se une a la división aeronáutica de Mitsubishi donde su ingenio lo podría llevar a cumplir su sueño mientras crece en una golpeada Japón de principios del siglo XX.

Rodeado por un pintoresco ambiente, inspirado en el manga Kaye Tachinu ilustrada por el mismo Miyazaki y escrita por Tatsuo Hori, Se Levanta el Viento abandona el realismo mágico característico del cine del director y se centra en una apasionante historia de vida. Utilizando como eje principal la vida de un muchacho en busca de cumplir su sueño, Miyazaki cuenta un poderoso y fatal cuento de amor al mismo tiempo que desarrolla a su país natal en temporadas críticas: terremotos, depresiones económicas, crisis médicas y enfrentamientos bélicos con el exterior. La potencia implementada en el desenvolvimiento del relato hacen a este honesto trabajo una cinta que, a pesar de su duración, en todo momento maravilla con la belleza de su origen.

La clásica técnica de animación de Studio Ghibli reluce por última vez en las manos del ganador del Oscar por El Viaje de Chihiro (Spirited Away, 2002), vale la pena ver de cerca cada detalle que involucra la producción, desde el primer momento de niñez hasta los aviones poco probables surcando los cielos; en este aspecto el filme cumple y no desmerece ante sus competidores en la pasada entrega de los Premios de la Academia, encontrando en el filme japonés un producto noble y sincero comparado con la ganadora del máximo premio en la categoría animada.

"Se levanta el Viento, debemos intentar Vivir", un poema de Paul Válery motiva el título de la onceava película como director de Miyazaki. Si algo queda claro después de perderse entre la encantadora historia y los coloridos escenarios en los que se desarrolla la última gran pieza del también denominado Walt Disney nipón, es que  por más que se levante el viento, su legado perdurará en la historia del cine y en la memoria de los cinéfilos que por años entramos en sus serenos universos. 

****

Kaye Tachinu | The Wind Rises 
Japón, 2013
Dir. Hayao Miyazaki
Duración: 125 minutos
Distribuye: Zima Entertainment

Película programada en la 56 Muestra Internacional de Cine (Cineteca Nacional)

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: