Crítica - Ida


Ida
Dir. Pawel Pawilkowski

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

En un escenario tapizado por la nieve, aparecen cuatro mujeres con hábitos cargando una gran imagen de Jesucristo. Sus pasos rompiendo la nevada cubierta sobre el suelo hasta una pileta son seguidos en silencio por la cámara de Pawel Pawilkowski y los directores de fotografía Ryszard LenczewskiLukasz Zal, quienes en un aspecto cuadrado (1.33), comienzan tímidamente a contar la historia de Ida (Ida, 2013), el más reciente film del director polaco.

La escena corta y el sepulcral silencio que rodeaba al fotograma anterior, es sustituido por un grupo de religiosas cantando. Es Polonia en la década de los 60 y poco a poco conocemos a quien será la protagonista de la historia: Anna (Agata Trezebuchowska), una joven que está a punto de convertirse en monja. Sin embargo, antes de tomar los votos, Anna es obligada a conocer y pasar unos días con su tía Wanda (Agata Kulesza), su único familiar vivo.

Pawilkowski presenta en su quinto largometraje de ficción, un interesante choque de mitades. En la historia, escrita por el realizador y Rebecca Lenkiewicz, Anna es en realidad una chica judía llamada Ida, cuyos padres fueron asesinados en la segunda guerra Mundial. Ahí el primer conflicto, ¿Cuál es la verdadera identidad de esta mujer?; pregunta que solo es la primera de muchas que vendrán para la chica. Cuando conoce a su tía, una alcohólica y promiscua jueza, las diferencias de personalidades son evidentes, lo que hace entretenida la primera parte del filme que se establece como un road-trip en busca de más pistas sobre el origen de Ida y el paradero de los restos de sus padres.

Sin embargo, la verdadera potencia de la historia viene cuando, en un pequeño coche, Ida y Wanda comienzan a viajar por el país. En un pequeño espacio y varias paradas, las dos mujeres comienzan a conocerse y conocer a otras personas, incluido un atractivo saxofonista (Dawid Ogrodnik). De ahí parte el conflicto principal del filme, ¿Quién es en realidad, ya con todos los datos a investigar, Ida?. ¿Qué hubiera sido de la vida de Ida si sus padres no hubieran muerto y no hubiera sido entregada a un convento católico?; en el tercer choque, cuando la duda - más allá de un conflicto religioso - comienza a salir es cuando el espectador es golpeado por Ida (la película, no el personaje).

Apoyado en las buenas interpretaciones de Trezebuchowska y Kulesza y principalmente en su sobria fotografía en Blanco y Negro, Pawilkowski entrega un filme interesante cuyo final podría no ser del agrado de muchos, pero sí del personaje principal, quien finalmente es quien lo vive. Polonia, tiene una digna representante al Oscar. 

***

Ida
Polonia - Dinamarca, 2013
Dir. Pawel Pawilkowski
con Agata Trezebuchowska, Agata Kulesza, Dawid Ogrodnik, Jerzy Trela
Duración: 82 minutos
Distribuye: Cineteca Nacional

Película nominada al Oscar 2015
Película programada en la 57 Muestra Internacional de Cine (Cineteca Nacional)

Entrada publicada el 17 de Noviembre del 2014.

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: