14° FICM - Un par de cosas sobre Sully: Hazaña en el Hudson, con Aaron Eckhart


Durante su breve actuación en la 14° edición del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), el actor estadounidense Aaron Eckhart participó en una breve sesión de preguntas y respuestas con el público asistente a la función de gala del filme Sully: Hazaña en el Hudson (Sully), donde el histrión interpreta al capitán Jeff Skiles.

"Me siento muy honrado y privilegiado de encontrarme aquí en Morelia y haber sido invitado a presentar esta película haciéndolo en nombre de Clint Eastwood y Tom Hanks", expresó el actor al concluír la proyección del filme en la Sala 4 del Cinépolis Centro en la capital de Michoacán. Eckhart, nominado al Globo de Oro en 2006 por su actuación en Gracias por Fumar, platicó con los espectadores sobre trabajar con Clint Eastwood, su reacción al ver el mítico acuatizaje del vuelo 1549 de US Airways y la colaboración que ofrecieron los dos hombres en cabina con la producción del filme.

Sobre trabajar con Clint Eastwood

"La confianza fue el elemento más importante, ya seas actor o miembro del crew o director; lo que tienes que hacer es confiar en el proyecto, al final todos estamos contando la misma historia, todos estamos en el mismo bote. Lo bueno con Clint Eastwood es que el ama a los actores, porque él es un actor y él nos deja saber desde el principio que fuimos elegidos porque somos los mejores para el trabajo y que él confía en nosotros. De hecho, él no nos dirigió mucho, no sentía que tenía que hacerlo y así es la forma en cómo él trabaja. Me gusta saber que puedo ver a mi director y saber que yo puedo intentar hacer cualquier cosa y que él apreciará eso, que él me apoyará en eso. Como director sólo tienes que decir una cosa aquí y otra cosa aquí para cambiarnos, pero nosotros (los actores) tenemos que ser lo suficientemente libres y vulnerables para intentar tomar vuelo por nosotros mismos y Clint es fabuloso en ese aspecto, sólo se aparecía en el set y miraba, no nos decía que hacer.", detalló el actor, quién también compartió una curiosa anécdota de sus primeros encuentros con el director de Million Dollar Baby y The Unforgiven: "En el primer día de filmación, yo no sabía qué hacer y entonces fui a preguntarle a Clint que debía hacer; caminé hacia él y en cuanto me vio se dio la vuelta y se fue hacia el otro lado. Así aprendí que Clint quería que nosotros confiáramos en nosotros mismos y saber que estábamos ahí por una razón y que sólo debíamos hacer nuestro trabajo".

Sobre el acuatizaje en Enero de 2009

"Tuve mucho miedo el 11 de Septiembre (2001), creo que todos los americanos tuvimos miedo ese día y eso fue el elemento aterrador de ese día, ¿qué hacía ese avión volando a 300 pies sobre la ciudad de Nueva York? Todos en NYC creyeron que era otro 11 de Septiembre y aunque ya han pasado quince años de ese día la ciudad aún no se ha recuperado de esos eventos, sigue siendo parte de nuestras vidas y cuando el avión acuatizó, recuerdo estarlo viendo y pensamos que no era terrorismo, era una historia de heroísmo, de un piloto que había salvado ese avión y a la gente que iba ahí", mencionó Eckhart.

Sobre Sully, Jeff Skiles y la producción de Sully: Hazaña en el Hudson

"Sully (el capitán Chesley Sullenberger) fue parte importante de esta película, antes de que empezáramos a filmarla, leyó los guiones, se involucró en el proceso, leyó todos los borradores, nos decía que era real y que no lo era. (su personaje) me acompañó en todo este proceso (el rodaje), me contó cómo se sentían, los sonidos, los olores. Jeff me dijo que lo que más recordaba era que todos, tripulación y pasajeros no habían escuchado las fallas en los motores; y para un piloto, lo peor que puede pasar es no escuchar la falla de los motores. Después de eso, el silencio fue lo único que escuchó. Lo que pasó después de todo eso, la investigación del Consejo Nacional sobre la Seguridad en el Transporte de los Estados Unidos afectó a todos los involucrados, al capitán Sully y Skiles porque iban a perder sus alas, iban a perder sus pensiones, su reputación. Durante todo ese proceso, ellos literalmente no sabían si iban a poder volar de nuevo, perdieron peso, no podían dormir, sufrieron sindorme de estrés post traumático después del incidente. Todo el proceso duró 18 meses, en el filme está condensado. De hecho, si la película tiene alguna imprecisión es justamente esa, el tiempo; todo lo demás es apegado a la verdad", expresó.

Al terminar el Q&A, el actor se mostró agradecido con el público asistente, se tomó fotos y firmó autógrafos con quienes se acercaron a él, incluso si esto significaba abrir otra sala para realizar el genuino encuentro con sus seguidores.

Sully: Hazaña en el Hudson se estrenará en cines mexicanos el 2 de Diciembre.

Fotografía: Festival Internacional de Cine de Morelia

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: