Crítica - Sully: Hazaña en el Hudson


Sully
Dir. Clint Eastwood

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

Hay un momento en Sully: Hazaña en el Hudson (Sully, 2016), la más reciente película de Clint Eastwood, en el que el espectador y el personaje principal descubren cuál es el eje principal del filme, que en sus mejores momentos resulta impecable. Con habilidad tras la cámara y logrando un biopic que nunca suelta a sus receptores, Eastwood detalla en este filme sobre el capitán Chesley Sullenburger y su épico acuatizaje en el Río Hudson en un Nueva York aún traumatizado por el ataque a las Torres Gemelas, una historia de heroísmo sin caer en los convencionalismos propios de la figura. Ocupando a un apasionado Tom Hanks tras el control de la nave (en todos los sentidos de la metafórica oración), el director americano explica un acto extraordinario, hecho por una persona extraordinaria bajo situaciones extraordinarias, sin embargo, el extraordinario resultado que todos vimos en televisión es abarcado más allá del heroísmo; el capitán hizo un arriesgado acto motivado por la preocupación y la responsabilidad. En 96 minutos, donde vemos el fin de un vuelo ordinario en tres ocasiones observando nuevos cambios con la repetición, Eastwood y Hanks olvidan la figura y se enfocan en el hombre, en los hombres. Contrario a lo que muchos podrían pensar, el resultado es brillante.

***+

Sully
Estados Unidos, 2016
Dir. Clint Eastwood
con Tom Hanks, Aaron Eckhart, Laura Linney, Anna Gunn
Duración: 96 minutos
Distribuye: Warner Bros. Pictures México
Película programada en el 14° Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM)

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: