Los (otros) Mexicanos de Cannes


Todos vimos las fotos, seguimos el caminar por la Alfombra Roja, los vimos posar frente a las cámaras para las imágenes que tomarían las redes, los noticieros en la televisión y las primeras planas de la sección de espectáculos en los periódicos de México. Inspiraron titulares como "Los mexicanos toman Cannes" o "Mexicanos al grito de... Cannes" y después llegarían los vídeos: Guillermo del Toro, Diego Luna, Gael García, Salma Hayek y otras destacables figuras, entre ellas Thierry Frémaux (director del festival), Paolo Sorrentino (que bien pudo filmar esa fiesta en el más puro estilo de La Grande Bellezza), Mads Mikkelsen y la mismísima Isabelle Huppert (entrándole a Guantanamera como Juan por su casa), cantando a ritmo de Mariachi. Los "mexicannes", mote que existe gracias a nuestra gloriosa prensa nacional, habían armado fiesta y en grande.

Sin embargo, otros compatriotas que habían importado en Cannes, aquellos que en algún momento habían puesto el nombre de México en alto, no figuraban entre las fotos, no cantaban El Rey y no habían, siquiera, caminado por la Alfombra Roja que festejaba el 70° aniversario del certamen de cine más importante del mundo. 

Amat Escalante, Guillermo Arriaga, Elisa Miller, Carlos Reygadas, Michel Franco, Alejandro González Iñárritu y Carlos Carrera son algunos de los cineastas que, sin tirar guitarrazos, han puesto a México en el spotlight de la Croisette.


Michel Franco
2017: Premio del Jurado Una Cierta Mirada - Las Hijas de Abril
2015: Mejor Guión - Chronic
2012: Premio Una Cierta Mirada - Después de Lucía

Cuando el joven director mexicano Michel Franco presentó su primera película, la mediana Daniel y Ana en 2009, pocos creyeron que el novel realizador volvería a presentarse en la Croisette, especialmente si consideramos las pésimas críticas que el filme protagonizado por Darío Yazbek y Marimar Vega recibió en la Riviera Francesa. "Lo mejor de todo esto creo que es la oportunidad de hacer otra película. Yo ya estoy pensando en lo que sigue", afirmó Franco durante su estancia en el Festival, sin saber que eso que ya tenía en la mente lo haría regresar, por la puerta grande, al Festival.

Después de Lucía, un drama sobre la pérdida y el bullying, sería aceptado en el apartado Una Cierta Mirada (Un Certain Regard), la segunda sección más importante del Festival, compitiendo contra filmes como Laurence Anyways de Xavier Dolan, Beasts of the Southern Wild de Benh Zeitlin y Elefante Blanco de Pablo Trapero. Con el filme, Franco acumularía su primer premio en el Festival: Mejor Película en la sección; "La razón por la que vengo a Cannes y acepto ser jurado es para descubrir cosas extraordinarias y esta película lo tiene todo. La premiamos por el desempeño de sus actores, técnica, guión y visión", manifestó Tim Roth, presidente del Jurado. 

Después del Festival, Roth se encontró con Franco en el bar del Hotel Ritz-Carlton y le pidió trabajo, según palabras del actor. "Cuando le pregunté a Michel sobre su siguiente película, me contestó que estaba preparando algo sobre una enfermera que se relaciona sentimentalmente con sus pacientes. Así que le dije que cambiáramos el género del personaje y que yo estaba en su cinta", contó el actor. El reencuentro Roth - Franco se daría en el filme Chronic, con el que el mexicano ganó el Premio a Mejor Guión en 2015, siendo esta la primera vez que el director competía en la Selección Oficial. "Gracias a todos los mexicanos que me han ayudado y acompañado... espero volver y me pondré a escribir bien pronto", agradeció Franco en el escenario principal del festival. 

Este año, Franco regresó al Festival para participar en la sección Una Cierta Mirada con su filme Las Hijas de Abril, sobre una madre que decide ayudar a sus hijas, después de pasar mucho tiempo ausente. "(Esta es) Otra celebración muy grande para el cine mexicano, que siempre ha tenido en Cannes buena presencia. Me honra ser portador de buenas noticias", decía el director después de ganar el Premio del Jurado de la sección. A pesar de que el próximo reto de Franco es la distribución y proyección de su cinta, protagonizada por Emma Suárez, en México, ya piensa en su siguiente película, que podría tener la participación de Uma Thurman, presidenta del Jurado que lo reconoció en esta edición: "Tener presencia en Cannes también puede potencializar tu trabajo de otra forma. Hoy salí con la posibilidad de trabajar con Uma Thurman, apenas es una idea, pero es un ejemplo de lo que pasa en el Festival", dijo en entrevista a Milenio


Amat Escalante
2013: Mejor Director - Heli
2005: Premio FIPRESCI Una Cierta Mirada - Sangre

2005. Un año antes del boom de los mexicanos en el cine hollywoodense (cuando Iñárritu presentó Babel, Del Toro tenía El Laberinto del Fauno y Cuarón ganaba adeptos con Children of Men), tres realizadores mexicanos participaban en el Festival de Cine más importante del mundo, uno de ellos, el joven y hasta ese momento poco conocido Amat Escalante, incluso utilizaba su primera intervención en el certamen para lanzarse contra el poco apoyo gubernamental que el cine mexicano gozaba en ese entonces.

"Tal vez la película pueda mover algo en México o ser algo que abra puertas y haga que IMCINE pueda apoyar proyectos no sólo por trayectorias ni porque salgas egresado de cierta escuela. Tal vez haga un cambio también" decía Escalante, quien presentaba su ópera prima, Sangre, en la sección Una Cierta Mirada. El filme, que sigue la historia de una pareja basada en el sexo, telenovelas y comida chatarra, ganó el premio FIPRESCI de la sección Un Certain Regard. Escalante regresaría al certamen para competir por en la segunda sección del Festival en 2008 con el filme Los Bastardos: "Si ganamos un premio sería para mí y para los que hicimos la película, que se siente bien y se ve bien en papel. Un premio nos ayudaría a sentirnos mejor con la película. Los premios al final tampoco hacen gran cosa a que la gente vaya a ver la película ni nada", agregó al presentar su trabajo.

Escalante sería invitado a competir en la Selección Oficial en 2013 con la película Heli, que cuenta la historia de una familia cuya hija de 12 años se enamora de un cadete de policía implicado en un caso de desvío de droga. En su primera carrera por la Palma de Oro, Escalante recibió el premio a Mejor Director: "No esperaba el premio... quisiera agradecer a este jurado por hacer esta valiente decisión. Es un signo de esperanza para México, esperemos que nuestro sufrimiento termine pronto", declaró Escalante al recibir el reconocimiento, convirtiéndose en el tercer y último director mexicano en ganar tal premio.


Carlos Reygadas
2012: Mejor Director - Post Tenebras Lux
2007: Premio del Jurado (compartido con Persépolis) - Luz Silenciosa
2002: Mención Especial Cámara de Oro - Japón

Pero si hablamos de mexicanos bien posicionados en la Croisette, el director Carlos Reygadas es inamovible. Desde su primera participación en el certamen, en 2002 con su ópera prima Japón como parte de la Quincena de Realizadores, Reygadas comenzó a arroparse en inversores, críticos y público europeo: "(Japón) no interesó a los productores privados mexicanos e incluso a los públicos, porque es muy diferente a lo que se ve normalmente en las salas del país... le tenemos miedo a todo lo que no nos hayan dicho que sí vale la pena. Le tememos a lo desconocido, sobre todo si no tenemos la confirmación del exterior de que eso vale artísticamente. En México se confía en las cosas después de que en el extranjero han dicho que sí funciona", afirma el realizador en entrevista con La Jornada (¿dónde más?) durante su participación en el Festival. Reygadas obtendría una mención especial en la Cámara de Oro y los primeros indicios de una larga relación de amor con el festival francés.

Tres años después, el director mexicano regresaría a Cannes para competir por la Palma de Oro con Batalla en el Cielo, cosechando buenos comentarios por parte de la prensa. En 2007, Reygadas volvería a la Selección Oficial con el filme Luz Silenciosa, sobre una comunidad religiosa Amish que vive fuera del tiempo con sus reglas estrictas y su lenguaje propio, "Lo esencial es no ser esclavo de la realidad... No hacer preguntas ni dar respuestas, ni juzgar, pero sí decir que hay un misterio que quizá nadie entiende y ante el cual hay que ser humildes" mencionaba Reygadas.  La cinta le haría valer el Premio del Jurado, compartido con la gran cinta animada Persépolis, y una invitación abierta a presentar su próximo proyecto en la Selección Oficial del Festival.

Para la próxima vez que Reygadas se presentó en Cannes, también en la Selección Oficial con Post Tenebras Lux, todo estaba listo para su esperada consagración. Desafortunadamente, los primeros comentarios que desató el filme no fueron muy favorecedores y nublaron sus probabilidades de triunfo: "Me halaga que a mucha parte de la prensa no le guste. No es mi objetivo gustarle al mayor número de gente posible", afirmó el realizador en conferencia de prensa. A pesar de ello, Reygadas ganó el Premio a Mejor Director, siendo el segundo compatriota en alzarse con este premio; "Me gustaría agradecer al festival que ha creído en este filme, que lo invitó a estar aquí y que le sigue apoyando", declaró Reygadas antes de desaparecer del prestigioso festival. 


Michael Rowe
2010: Cámara de Oro - Año Bisiesto

Nacido en Australia, escritor de teatro varado en México después de un viaje improvisado a mitad de los noventa, la historia del director Michael Rowe es, por decir lo menos, digna de una película. Un año después de convertirse en ciudadano mexicano, Rowe, antiguo columnista de El Economista y graduado con mención honorífica del Centro de Capacitación Cinematográfica, presentó su primer largometraje, Año Bisiesto, en la Quincena de los Realizadores en el Festival.

El filme, protagonizado por Mónica del Carmen y Gustavo Sánchez Parra, sigue la historia de soledad de una indígena oaxaqueña en la Ciudad de México, buscando compañía teniendo sexo con desconocidos. La cinta recibiría la Cámara de Oro de manos de Gael García Bernal, presidente del Jurado: "Quiero agradecer a la nación mexicana que ayudó a crear esta historia", agradeció Rowe en su discurso de aceptación. 


Elisa Miller
2007: Palma de Oro al Mejor Cortometraje - Ver Llover
2007: Premio Norman McLaren -  Ver Llover

Cuando Elisa Miller, estudiante del Centro de Capacitación Cinematográfica con 24 años cumplidos, recibió una llamada por parte del Festival de Cine de Cannes indicándole que su segundo cortometraje, aquel que había realizado para la escuela, había sido seleccionado para competir en la sección de cortometrajes del Festival, ella no lo podía creer.

Su sorpresa incrementó cuando Ver Llover, ganó la Palma de Oro al Mejor Cortometraje y el Premio Norman McLaren en la edición del 2007: "Este premio como estudiante me sirve para que vean a mi escuela de otra manera y que México tiene muchas historias que contar. Es satisfactorio que un jurado se conmueva con una cinta tan sencilla, tan honesta. Una historia que no es panfletaria aunque sí toque esos aspectos de un país que está viviendo cosas cabronas", dijo en entrevista con La Jornada.

El cortometraje, protagonizado por Sofía Espinoza, Diego Cataño y Claudia Ríos, sigue la historia de Jonás y Sofía, dos adolescentes que viven en un pueblo en provincia mexicana. Sofía quiere irse del pueblo, Jonás tiene que decidir si quedarse o más bien irse con ella. Miller, en ese entonces, se manifestaba "orgullosa de ser mexicana, tener la camiseta puesta"; todos los estábamos. 


Alejandro González Iñárritu
2006: Mejor Director - Babel
2000: Gran Premio de la Semana de la Crítica - Amores Perros
2000: Premio de los Críticos Jóvenes - Amores Perros

Tal vez pocos lo recuerden, pero el camino de victoria de Alejandro González Iñárritu inició en el Festival Internacional de Cine de Cannes en 2000, donde presentó su ópera prima, Amores Perros, en la Semana de la Crítica, donde recibiría el Gran Premio y el Premio de los Críticos Jóvenes. Iñárritu había causado una buena impresión entre la crítica, no así entre asociaciones como la Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals (RSPCA), quienes sostuvieron que cualquier premio a una película que involucre el maltrato animal era inaceptable. 

Con un trabajo más en su filmografía, Iñárritu regresaría a Cannes hasta el 2006, cuando presentó su tercer filme coral Babel, por el que obtuvo el premio a Mejor Director, convirtiéndose en el primer realizador mexicano en conseguir tal honor en 59 ediciones: "Es un sueño. Comencé mi carrera en Cannes. No puedo creer que me ocurra... Realmente me quedo muy contento con este premio. Estoy satisfecho, creo que la película tuvo una recepción increíble por público y la crítica y creo que el premio al mejor director lo han recibido grandes realizadores del mundo, grandes ídolos míos. Me siento muy honrado", agregó Iñárritu al recibir el premio.

Después de su reconocimiento con Babel, Iñárritu regresaría a la costa francesa en dos ocasiones, en 2010 con Biutiful y este año con la instalación en realidad virutal Carne y Arena, primer trabajo en VR aceptado en Cannes. 


Guillermo Arriaga
2005: Mejor Guión - Los Tres Entierros de Melquiades Estrada 
(The Three Burials of Melquiades Estrada)

Un año antes del gran recibimiento a Babel, Guillermo Arriaga se convirtió en el primer mexicano en ganar el premio a Mejor Guión por su película Los Tres Entierros de Melquiades Estrada (The Three Burials of Melquiades Estrada) en 2005.

El filme, dirigido por Tommy Lee Jones, sigue la historia de Pete, un hombre que secuestra a un agente de la patrulla fronteriza para obligarlo a desenterrar a su amigo Melquiades Estrada, asesinado en la frontera y enterrado en el desierto y posteriormente en un cementerio local. "Este premio es lo mejor que me ha pasado en la vida. Significa que México tiene algo que decir. El galardón no es un mérito individual, sino para todos los mexicanos", señaló Arriaga a El Universal después de recibir el premio. 

Carlos Carrera
1994: Palma de Oro al Mejor Cortometraje - El Héroe

Después de una temporada de sequía de casi cincuenta años, el director Carlos Carrera hizo historia al ser el primer mexicano en ganar la Palma de Oro al Mejor Cortometraje por El Héroe

Emilio El Indio Fernández
1946: Gran Premio del Festival - María Candelaria

Gabriel Figueroa
1946: Mejor Fotografía - María Candelaria / Los Tres Mosqueteros

Había pasado un niño desde el fin de la Segunda Guerra Mundial y el Festival de Cine de Cannes había puesto en marcha su segunda edición. Las películas Hets de Suecia, The Lost Weekend de Estados Unidos, De Rode Enge de Dinamarca, Neecha Nagar de India, Brief Encounter de Reino Unido, Великий перелом, Veliky perelom de la Unión Soviética, La Symphonie Pastorale de Francia, Die Letzte Chance de Suiza, Muzi Bez Kridel de Checoslovaquia, la gran Roma, Citta Aperta de Roberto Rossellini y María Candelaria de Emilio "El Indio" Fernández compartieron el Gran Premio del Festival, máximo galardón al que cualquier película podría aspirar en el certamen. 

Por si fuera poco, otras dos películas mexicanas participaban en el Festival: Me he de comer esa Tuna de Miguel Zacarías y Los Tres Mosqueteros de Miguel M. Delgado, película por la que el cinefotógrafo Gabriel Figueroa ganó el premio a Mejor Fotografía, compartido con su trabajo en la cinta de "El Indio" Fernández. El poeta, dramaturgo, escritor y diplomático mexicano, Rodolfo Usigli fue parte del Jurado.

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: