Crítica - Un Espía y Medio


Central Intelligence
Dir. Rawson Marshall Thurber

por Andrés Olascoaga | @AndresOlasToro

No es común encontrar una comedia que, aunque puede no ser tan inteligente como cualquiera exigiría, logre cumplir con su cometido de una forma tan efectiva como sucede con Un Espía y Medio (Central Intelligence, 2016), el más reciente proyecto del director Rawson Marshall Thurber. La razón del éxito de lo que parecía ser una comedia del montón no se esconde en su conocido guión, ni en su dirección tradicional y mucho menos en alguna de sus características técnicas, sino en la dupla tan interesante y eficaz formada por Dwayne Johnson y Kevin Hart. Vamos, este es el show de los protagonistas (de la película, no los acuñados por un sector de comentaristas deportivos) y en cuanto su talento y encanto explota, la diversión está asegurada.

La vida y rutina de Calvin Joyner (Kevin Hart), el chico cool de secundaria convertido en un frustrado contador de oficina, está por dar un giro inesperado cuando un extraño hombre lo invita a tomar una cerveza en la víspera de la reunión de antiguos alumnos del instituto. Ese hombre, un musculoso fan de los unicornios, no es más que Bob Stone, la versión fit y en agente secreto del robusto Robbie Weirdicht (Dwayne Johnson, entre músculos reales y pliegues animados), el motivo de bullying de toda la escuela que pasados los años ha regresado a su pueblo natal para buscar la ayuda de Joyner y con sus conocimientos bursátiles, evitar la venta de códigos nucleares a enemigos de los Estados Unidos.

Hay que aceptar que hemos visto comedias como Un Espía y Medio decenas de veces; de hecho no es muy difícil reconocerlas, por lo regular son esas películas que siguen la fórmula de dos personas completamente diferentes que terminan trabajando juntas para después formar su correspondiente lazo de amistad irrompible. No importa si son dos gemelos imposibles, dos policías adversos o dos extraños con habilidades únicas, la historia siempre es la misma y en el guión escrito por el actor Ike Barinholtz (el mejor amigo de Seth Rogen en Buenos Vecinos y su afortunada secuela), David Stassen y el propio Marshall Thurber, esa trama tan común y probada, se llena de chistes y referencias puntuales (Homeland, Jason Bourne y música disco, entre ellas) que permiten, además del aligeramiento rítmico de la cinta, el lucimiento de los dos hombres que llevan el peso de la película sobre sus diminutos y bien formados (depende de a quién describamos) hombros.

***

Central Intelligence
Estados Unidos, 2016
Dir. Rawson Marshall Thurber
con Dwayne Johnson, Kevin Hart, Amy Ryan, Ed Helms
Duración: 114 minutos
Distribuye: Warner Bros. Pictures México

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentarios

Comenta en El Proyector MX: