'Watchmen - Los Vigilantes': Mucha sangre y Bob Dylan


Watchmen - Los Vigilantes, la última adaptación cinematográfica de un cómic de superhéroes, aunque esta vez en sus horas bajas, llegará a las pantallas el 6 de marzo de 2009 cargada de acción, escenas sanguinolentas y canciones de Bob Dylan.

Sin embargo, en esta ocasión no se trata de la adaptación de un cómic cualquiera sino de la novela gráfica de Alan Moore y Dave Gibbons, una obra de culto incluso para los ajenos a este género.

En un encuentro con la prensa en Londres para enseñar 30 minutos de la película, su director, Zack Snyder, también realizador de 300, reconoció que cuando le ofrecieron el proyecto se lo pensó dos veces.

Al final decidió embarcarse en Watchmen - Los Vigilantes y cambiar el final de la historia original (no habrá ningún calamar gigante de por medio) sabiendo que, si al final la aventura sale mal, habrá sido "su culpa".

Snyder indicó que la película, rodada en Vancouver (Canadá) y que aún no está totalmente terminada, durará dos horas y media, aunque habrá una versión de tres horas y media en DVD.

El reparto de la cinta incluye a Patrick Wilson, Jackie Earle Haley, Malin Akerman, Billy Crudup, Matthew Goode y Jeffrey Dean Morgan.

Watchmen - Los Vigilantes se desarrolla en la época de los 80 en unos Estados Unidos en los que Richard Nixon sigue siendo presidente y la guerra nuclear con la Unión Soviética es inminente.

La película narra las horas más bajas de unos héroes retirados a la fuerza que se reúnen para investigar el asesinato de uno de sus compañeros.

El director, que reconoció que le pidieron que no hubiera excesiva violencia y escenas sexuales en la película para que sea apta para los espectadores más jóvenes, indicó que en la cinta hay héroes a los que no les gusta la gente, que hacen las cosas mal y que en ella el "tipo malo" desea la paz mundial.

Snyder intentó que el escritor Alan Moore, también autor de V de Venganza y From Hell, se implicara en el proyecto pero éste lo rechazó tras haber vivido "malas experiencias con Hollywood".

El que sí ha contribuido al proceso creativo ha sido el ilustrador, Dave Gibbons, también presente en el acto.

El conocido icono smiley con un ojo atravesado por una flecha de sangre seguirá siendo el símbolo de la historia y los temas de Bob Dylan que se tarareaban en el cómic original seguirán sonando.

Otras entradas que te podrían gustar

0 comentários

Comenta en El Proyector MX: